Aguas Silenciosas - Técnicas y Trucos para la pesca con Mosca en Lagos y Lagunas - Rodrigo Sandoval

Habitantes de un Lago Chileno

Los organismos que habitan un lago conforman una compleja cadena alimenticia.

Texto y Fotos: Rodrigo Sandoval


Desde el camino, se veía como una más de las miles de lagunas que existen a lo largo de la Carretera Austral. Llama la atención la curiosa belleza de unos troncos de coihue que formaron parte de un bosque, hoy inundado por las aguas de la laguna. Llegamos a esta laguna con el objetivo de pescar algunas Truchas de Arroyo que según entendimos pueden tener hasta un kg. Rápidamente, Nicolás y yo inflamos nuestros U-Boats. La excitación por pescar un lugar nuevo influyó en la velocidad con que terminamos de preparar el equipo. Entramos a la laguna por un pasadizo entre el junquillo de la orilla cercana. La claridad del agua permitía ver los troncos como se hundían en la profundidad de la laguna. Mi primer lanzamiento de una ninfa de libélula inmediatamente se transformó en un tirón y arranque de una trucha. Antes de darme cuenta, se fue bajo los troncos cortando el 4x.

Pocos minutos después, Nicolás logró enganchar una buena trucha que salió de entre los juncos. Rápidas maniobras terminaron en una foto de una hermosa arcoiris de unos 35 cm. Seguimos avanzando por la orilla Este, siempre colocando nuestra ninfa a pocos centímetros de la pared de junquillo que cubría la orilla. No pasó mucho antes que otra arcoiris se tentara, ésta vez, con mi imitación. Muy similar a la anterior, con sumo cuidado fue devuelta a las profundidades. Llegamos a una de las esquinas, donde la vegetación que crece desde el fondo se estiraba en la superficie, formando algunos canales que hablaban de interesantes habitantes. Dicho y hecho. En el primer lanzamiento que hice, recogí la ninfa nadando por el canal y esta vez una fario fue engañada. Pese a no tener más de 1 kg su pelea fue sumamente respetable. Poco después, Nicolás repitió con una hermosa fario de fuerte tono morado con vientre de color amarillo.

El autor con una Salvelinus Fontinalis en la mano

Seguimos avanzando hasta otro sector con troncos. El lugar invitaba a un acechador de comida entre las ramas semisumergidas. Dos lanzamientos pasaron limpios, hasta que el tercero, luego de dejar que la mosca tomase más profundidad, se transformó en un violento tirón. Rápidamente recogí la línea sobrante para dejar al freno encargarse de los tirones. La trucha intentó tomar profundidad, pero no pudo. Momentos después tenía en mis manos, al fin, una de las prometidas brookies de esta laguna. No hay manera de describir esa combinación de colores oscuros y a la vez brillosos. Sus aletas, en especial su "cuadrada" aleta caudal, eran estéticamente maravillosas.

Como ya era tónica de la jornada, Nicolás repitió sólo unos minutos después, como si la laguna quisiera ser justa con todos sus visitantes. Ya era un día perfecto, aunque la lluvia iba y venía. Perfecto. La elección del patrón era correcta, la presentación también, y claramente las truchas estaban activas.

Peladilla

Ya estabamos volviendo al punto de entrada para terminar la aventura, cuando una picada me sorprendió entre los troncos cerca del callejón de salida. La pelea no fue tan intensa, pero muy activa. Al acercar poco a poco al pez, comencé a ver colores amarillo-verdosos que nunca había visto en una trucha. De hecho su forma era distinta. Ya en mi mano pude comprobar que había capturado una peladilla muy grande (casi 25 cm).

Esta resumida historia habla de una situación que en tenis podría denominarse Grand Slam. Lograr capturar 4 especies distintas en un lapso de algunas horas es poco común.

Pero no son sólo las especies de peces "pescables" las que interesan. Para un pescador con mosca interesan tanto depredadores del lago como los depredados.

Depredadores

Simplemente cabe mencionar cuáles son los peces que por definición estamos buscando en lagos y lagunas para poder engañar. Salmonídeos. Los de siempre. En Chile: truchas Arcoiris, Fario, Truchas de Arroyo. Agreguemos algunos nativos: Percas o Percatruchas. Hay algunos otros, como los salmones del Llanquihue o del Yelcho, pero los más buscados en lagos fríos son los salmonídeos inicialmente introducidos en estas aguas alrededor del anterior cambio de siglo.

Bueno, ¿qué tienen de diferente de los que encontramos en los ríos? Genéticamente nada. Siguen siendo Oncorhynchus mykiss, Salmo trutta, Salvelinus fontinalis, y Percichtys trutta. Pero su ambiente es distinto. Incluso su comportamiento difiere un poco. Partamos por el hecho de que no deben pasar su vida luchando contra la corriente. Una preocupación menos. Sin embargo, no pueden quedarse estáticas para esperar que la comida les llegue. De acuerdo a esta idea, siempre hay diferencias entre los comportamientos.

Trucha Fario - Salmo Trutta

Las Fario siguen siendo más territoriales y gustan de designar territorios de permanencia y caza. Usualmente cerca de estructuras que puedan aparecer en las aguas. Por ejemplo, troncos, o depresiones muy marcadas, incluso bocas son terreno propietario de las Fario de buen tamaño. Comportamiento similar se ha visto en las Truchas de Arroyo, que genéticamente son salvelinos y no truchas. Requieren de agua muy limpia y fría para sentirse en casa. Por ello, los manantiales subacuáticos, o sectores más profundos y oscuros son de su preferencia. Para estos efectos podemos decir que las Percatruchas y las Arcoiris tienen costumbres similares. Las percatruchas claramente son más abundantes en lagos con temperaturas más altas, aunque coexisten históricamente con los introducidos salmonídeos. Las Arcoiris son más conocidas por su movimiento constante. Siempre están recorriendo el ambiente donde viven. Son más factibles de encontrar en sectores de aguas más abiertas, o bien se las puede divisar atravesando sectores bajos con buena luz del sol. En general todas estas especies viven su vida en forma estable en su cuerpo de agua quieta, sin embargo es en el momento del desove cuando remontan o bajan el río de mejores condiciones para la reproducción. Muchas veces, vuelven a su ambiente original dejando huevos en espera de condiciones de desarrollo adecuadas.

Trucha Arcoiris - Oncorhynchus Mykiss

En países del hemisferio norte, algunos lagos poseen salmones que no viajan al mar. Se les conoce como salmones "atrapados en tierra" (landlocked). Provienen de estirpes de peces migratorios, pero la dinámica geológica cerró los ríos o pasadas al mar. En Canadá son famosos los Kokanee, o salmones Sockeye (Salmón Rojo) que remontan pequeños esteros, que incluso son bordeados por autopistas, y desovan. Ver a estos peces rojos, de un tamaño apenas de 30 cm y 4 años de edad es un verdadero espectáculo. En Chile no existe ese tipo de peces. Todos los salmones provienen de escapes de pisciculturas que se ubican en lagos con salida al mar, o bien directamente escaparon de sus jaulas en el mar y descubrieron su oportunidad de reproducirse en ríos cercanos. Es posible atraparlos en las épocas de desove, cuando suben desde el mar y pasan sólo temporalmente por algunos lagos en camino a su lugar elegido. En este hemisferio usualmente se ven entre marzo y abril.

Depredados

Son muchos los organismos que habitan los lagos que terminan como parte de la dieta de los predadores. En Chile, representan diferentes preferencias de sus predadores, dependiendo de su disponibilidad, su aporte alimenticio, la facilidad de captura. Estas condiciones pueden ser distintas en distintas condiciones físicas de distintos lagos. Por ejemplo, no es lo mismo un lago del valle central, que una escondida laguna cordillerana. Aunque la siguiente escala puede variar, en general se acepta como representativa.

En primer lugar están ... los mosquitos, aunque suene sorprendente debido a su escaso tamaño. Pertenecientes al orden Diptera (dos alas), los mosquitos, llamados en inglés "midges" o chironomid (nombre de la familia de Diptera más abundante), son básicamente habitantes de aguas tranquilas, siendo posible encontrarlos en todas las estaciones del año. Son fácilmente encontrables en ríos, pero su desarrollo en lagos, siendo las larvas las que suben desde el fondo hasta la superficie, transformadas en pupa por un corto periodo, y apareciendo como adultos alados en grandes cantidades. Incluso he visto ocasiones en que más de algunas especie sube a la superficie y llenan el aire simultáneamente, lo que hace la selección del patrón una tarea más compleja. Lo que conviene en esos casos es determinar la especia más abundante, o simplemente jugársela por la de mayor tamaño.

En segundo lugar los peces más pequeños. Esto incluye tanto alevines de los propios salmonídeos como a peces nativos de Chile. Entre estas especies encontramos pejerreyes, puye, peladillas. Todos estos pequeños peces son acechados y capturados por truchas, incluso de 15 cm. Los salmonídeos han demostrado capacidades canibalísticas siendo posible verlos atrapar alevines de su propia especie, a veces por un problema de territorialidad. Cada uno de estos peces constituye una enorme aporte energético para el pez depredador, por lo que nunca se menosprecia la oportunidad de un ataque a unos de estos pequeños nadadores. En muchos casos se verá como la trucha aparece desde lejos para atacar la imitación.

Pancora

En tercer lugar y peleando su lugar, encontramos a los crustáceos. Estos incluyen pequeños langostinos llamados "scuds" (géneros Gammarus y Hyalella), y en especial las pancoras (Aegla sp). Los primeros son de muy pequeño tamaño, usualmente no más grandes que 8 mm, pero muy abundantes en algunos lagos de buena vegetación y no mucha profundidad, y muy ricos en contenido calórico. Los segundos son más parecidos a una pequeña langosta. Dada su abundancia en Chile y Argentina, son una presa muy buscada por los peces depredadores de esta parte del mundo, lo que los transforma en fuentes importantes de alimento. En Chile he visto poblaciones importantes de scuds en varios lagos de valles de baja altura. En general esos lagos no se caracterizan por grandes profundidades. En las mañanas y tardes es posible ver grandes cantidades de estos organismos moviéndose cerca de la orilla. Por su abundancia, algunas truchas han aprendido que son una fuente muy segura de alimento. El caso especial de las pancoras en nuestro continente es destacable, porque los salmonídeos introducidos en esta zona han aprendido que son una importante fuente energética. En Chile, se las encuentra en muchos ríos y lagos entre las regiones VII y X. Más al sur es casi imposible encontrar ejemplares, por lo que su importancia para el pescador desaparece.

Ninfas Odonata

Volviendo a tomar especies de insectos, en cuarto lugar encontramos las libélulas. Este orden de insectos (orden Odonata) desarrolla gran parte de su vida inmadura en forma subacuática, lo que los transforma en fuente estable de alimento para los peces. Además, se caracterizan por llegar a tamaños más apreciables que otros insectos (como los mosquitos) lo que las hace aún más atractivas. Aunque algunas especies se desarrollan en aguas corrientes, son habitantes más presentes en aguas quietas. Hay dos subórdenes: Anisoptera (Dragonflies) y Zygoptera (Damselflies). El primer grupo se caracteriza en general por un cuerpo más redondeado en su estado inmadura (ninfa – metamorfosis incompleta). El segundo grupo posee una forma mucho más fina. En los adultos, el tamaño es un gran diferenciador, siendo las dragonflies las más grandes. Además, al posarse, las alas de las dragonflies quedan estiradas perpendiculares al cuerpo, mientras que las damselflies las acomodan sobre su abdomen, paralelas a éste. Ambos grupos sin buenos nadadores en estado de ninfa, aunque las dragonflies son más rápidas, usando su cuerpo como propulsor de chorros de agua. Las damselflies nadan ondulando su cuerpo. La mejor manera de imitarlas es presentar un patrón mediante unos cortos y suaves tirones, siempre cerca de la vegetación de las orillas.

No son insectos, ni peces, ni crustáceos. En el quinto lugar de popularidad como alimento de peces se encuentran las sanguijuelas (orden Hirudinea) o gusanos anélidos. Pese a su reputación, muy pocas especies de sanguijuelas buscan la sangre como alimento. Es el pescador quien ha de apreciarlas más por su potencialidad como fuente de alimento para salmonídeos. Se las podría calificar de carroñeras, por lo que se las encuentra en casi cualquier medio húmedo, incluso agua salada. Se dedican a nadar por sectores más bien oscuros, en especial en las noches. Es en estos paseos cuando se transforman en alimento. Es posible imitarlas con moscas oscuras y de buen tamaño. La popular Woolly Bugger es un recurrido patrón para su imitación.

Volvemos a los insectos. Las mayflies (orden Ephemeroptera), que en ríos llegan a ser las más importantes criaturas, en el ranking de los lagos y lagunas ocupan la sexta posición. En comparación a las enormes cantidades de mosquitos, estas moscas son relativamente escasas en lagos y lagunas, aunque se reconocen algunas especies propias de este tipo de ambientes. Usualmente calificadas como "nadadoras", algunas mayflies se han adaptado a vivir y desarrollarse en aguas quietas, destacándose entre varias de las especies, la Callibaetis. Usualmente no llega a más de 5 ó 6 mm de largo, y la ninfa de un color café más bien claro, como adultos pueden llegar a estar relativamente activas al momento del desove en el agua, que es cuando son fuertemente atacadas por las truchas. Otro momento importante es el momento previo a la eclosión, cuando estas nadadores emergen hacia la superficie para deshacerse de su coraza de inmadurez. Otras especies acostumbran a vivir en el fondo, alimentándose en campos de algas a media profundidad. Estas también muestran comportamiento de ascensión a la superficie al momento de la eclosión. En momentos de esta ascensión he podido probar patrones como la Pheasant Tail o una simple Hare´s Ear con un largo y delgado leader, con excelentes resultados en línea flotante.

caddisadulta.jpg (16176 bytes)

El siguiente orden, las Trichoptera o caddis son también relevantes. Algunas especies de estas semi-polillas acostumbran hacer de lagos y lagunas sus habitats. Muchas de estas especies se desarrollan como larvas (metamorfosis completa) dentro de un caparazón fabricado de pequeños objetos del fondo (como rocas o ramitas). Con esa coraza avanzan por el fondo arenoso y por los bancos de plantas sumergidas. Otras especies no utilizan esa armazón y nadan libremente cerca del fondo. Para los peces el momento más importante es previo a la eclosión misma, cuando estos insectos comienzan su ascensión transformados en pupas (casi adultos, con alas desarrolladas). Al llegar a la superficie sufren su última transformación sacando su forma de adulto final. Mientras esperan que las alas se sequen son blanco de las voraces truchas que llegan a producir expresivos chapoteos mientras se alimentan de estos insectos. La imitación de la pupa emergente se logra con un patrón sin plomada, especialmente si el material del cuerpo atrapa pequeñas burbujas de aire. Este patrón (LaFontaine Caddis Pupa, por ejemplo) se mantiene apenas sumergido hasta sentir la usualmente impactante tomada de una trucha. Si la eclosión está avanzada, usar un patrón como la Elk Hair Caddis resulta más adecuado al imitar adultos ya desarrollados. En ambos casos simplemente se lanza la mosca y se la deja estar hasta percibir la ansiada tomada de la trucha.

Los insectos terrestres siguen viviendo junto a lagos y lagunas. En nuestra ventosa Patagonia, es común ver como muchos de estos organismos son arrastrados al agua de las orillas. En especial en aquellas orillas rodeadas de vegetación. Las truchas a veces perciben el viento reinante y se acercan a las orillas esperando a las desdichadas criaturas azotadas por las ráfagas. Es en este momento que he visto que las truchas adquieren una voracidad importante, a veces llegando a confundir insectos con pequeñas hojas y ramas.

Artículos Complementarios

Anatomía de un Lago Chileno
El Equipo para Lagos
Pesca con Chironomids
Caddis Viajera

Hay otros organismos que están presentes en esta agua que llegan a transformarse en fuente de alimento de truchas y otros peces, pero son los mencionados los que deben concitar mayor concentración por parte del pescador. Algunas veces se ha visto a truchas alimentarse de pequeños caracoles, pero sólo si otras fuentes de alimento están ausentes.

Siempre es importante recordar que al entrar a un lago, se está ingresando a un mundo sumamente rico en distintas formas de vida, las cuales mantienen un equilibrio muy complejo entre depredadores y depredados. Este proceso no siempre es obvio y es tarea del pescador-científico identificar los eventos relevantes y que determinan el comportamiento alimenticio de las truchas y otros peces. Una vez identificados los eventos más relevantes, es posible armar aparejos y concentrarse en el efecto del patrón utilizado que se encuentra inmerso en Agua Silenciosa.


Al recorrer Chile, Rodrigo Sandoval siempre incluye algunos lagos en su itinerario para disfrutar de un buen rato de Aguas Silenciosas.

Se puede contactar en rsandova@riosysenderos.com



Copyright 1999 - 2009 RiosySenderos.com  ®
El nombre "RiosySenderos.com" y su logo
son marca registrada de Ríos y Senderos S.A.

Chile Hecho en CHILE
por el Web Team de RiosySenderos.com

Página optimizada para resolución de pantalla 1024x768