Aguas Silenciosas - Técnicas y Trucos para la pesca con Mosca en Lagos y Lagunas - Rodrigo Sandoval

Flotando en un Lago

Embarcaciones personales
para la pesca en Lagos.

Texto: Rodrigo Sandoval
Fotografías: Derek Kohn, Pablo Negri
y Rodrigo Sandoval


Era tarde, ya estaba oscureciendo. De los cuatro que estabamos flotando en ese atardecer de febrero en el Lago Pollux, dos decidieron salir del agua para comer algo. Después de todo había sido un largo día y el lago estaba muy pasivo. Paul Schulz y yo decidimos estirar nuestra esperanza otros 15 min. Obviamente el periodo transcurrió muy rápido y sin novedades, por lo que emprendimos el pataleo hacia la orilla, donde una incipiente fogata y una buena cena prometía un rato agradable una vez fuera del agua. Veníamos recorriendo la orilla, Paul por el agua abierta y yo a unos 10 metros de los juncos más cercanos. El relajo era abundante. La luz, pasando entre las nubes en el horizonte, le daba una sensación mística al atardecer.

Ese poético momento se vio violentamente interrumpido por una expresión de clara sorpresa de parte de Paul. Inmediatamente pude ver a lo lejos una silueta contrastada con las últimas luces sobre la superficie. Era una gran trucha, y conociendo el lago, tenía que ser una arcoiris. Paul rápidamente se vio con su línea corriendo por las guías de su caña. El carrete no dejaba de gritar y Paul, por supuesto, estaba con la adrenalina brotando por los poros. Lo acompañé para presenciar esa captura.

Paul Schulz con su Arcoiris del Pollux - Foto: Derek Kohn
Paul Schulz con su Arcoiris del Pollux
Foto: Derek Kohn

Pasaban los minutos, muchos minutos, y los esfuerzos por traer a la trucha se veían vanos cada vez que el salmonídeo daba otro arranque de fuerza. Luego de un rato, Nicolás y Derek en la orilla tomaron conciencia de lo que ocurría. Al ver que la pelea se alargaba, decidieron nuevamente ponerse su waders y montar su float tubes, sin caña. Simplemente para presenciar de cerca el evento. Cuatro pescadores, en cuatro float tubes, con cuatro linternas-cintillo, y tres cámaras de foto rodearon a la cansada arcoiris cuando fue apenas levantada fuera del agua para ser registrada en pruebas gráficas. El tamaño ... no importa mucho, casi era más ancha que el float tube, y tan pesada como para inclinar a Paul cuando la levantó. Eso basta. Fue memorable, glorioso para Paul. Ésta era claramente "la trucha" de ese viaje de 10 días, y eso que era sólo el fin de la segunda jornada. Quizás lo que más recordamos de ese momento fue la calma que experimentamos cuando la trucha salió nadando por cuenta propia y aprovechamos de disfrutar por unos minutos de la noche, la luna, flotando en nuestras pequeñas embarcaciones. Recuerdo las palabras de un buen amigo, ausente en ese viaje, al ser enterado de esta aventura, días más tarde. "Cómo echo de menos esas tertulias de belly boat". Fue un día fantástico que terminó perfecto.


Hace muchos años que soy un devoto del float tube. Varios de mis amigos, algunos nombrados en este relato, también lo son. Hay una sensación especial, de independencia, de autonomía, de juego, cuando se pasan unas horas flotando en uno de estos inventos.

Un Belly Boat en Conguillío

Variedades de Float Tubes

El más conocido y popular de los flotadores personales es el que recibe directamente en nombre original en inglés float tube o belly boat. Describirlo es tan simple como pensar en una cámara de neumático inflada, con un forro de color y un asiento al medio – un "donut tecnológico". Muchos de los float tube son precisamente eso: una cámara de neumático. Algunos de los modelos existentes ofrecen además del asiento, un respaldo inflable, y una serie de bolsillos de distintas dimensiones y características que permiten almacenar muchos objetos (desde el almuerzo para el día, hasta ropa de repuesto y equipo de pesca). En todos los float tube, la idea es sentarse cómodamente en el asiento, manteniendo un nivel de flotación que acomode el lanzamiento (no conviene estar con el agua cubriendo la cintura – idealmente la capacidad de flotación del belly boat permitirá estar sólo con las piernas en el agua y el resto del cuerpo erguido).

El avance se produce utilizando aletas, como las de buceo. Es decir, el pescador tiene plena independencia para moverse hacia donde quiera, aunque la velocidad que imponga no será muy expresiva, y en gran parte depende de la capacidad de pateo. Si el lector es capaz de imaginarse la situación, ya habrá notado que el avance es hacia atrás. Es decir, uno no va mirando de frente la dirección en que se avanza, sino que mira hacia atrás, volteándose cada cierto rato para verificar la dirección tomada. Esta posición promueve en muchos casos la práctica del trolling, en que se deja nadar la mosca mientras se avanza hasta una posición elegida en alguna orilla alejada.

Un paso más adelante en la evolución están aquellos float tubes abiertos adelante. Los U-Boats muestran gran parte de las mismas características de los Round Boats. La gran ventaja que ofrecen es la posibilidad de meterse con mucha facilidad, en contraste con la complejidad que implica entrar aun float tube redondo con aletas puestas. En términos prácticos, un U-Boat tiene una forma de herradura y se asemeja mucho más a un sillón que su similar redondo. La misma abertura en la parte delantera permite que al patear se logre una posición mucho más cómoda de la piernas, lo que se traduce en mayor potencia al patear para avanzar.

Existe una variación del U-Boat, que tiene una forma de V. El objetivo de esta forma es ofrecer un perfil más aero/hidrodinámico, lo que se traduce en mayor velocidad de avance y menor resistencia al viento.

Tanto los float tubes, como los U-Boats están diseñados para aguas quietas – lagos y lagunas – por lo que nunca deben utilizarse en aguas corrientes.

Rick Hafele en su Pontoon Boat - Foto: Pablo Negri

El siguiente paso en la sofisticación lo constituyen los pontoon boats o botes de pontones. De la misma manera que un hidroavión posee dos flotadores en forma de puro, un pontoon boat está formado por dos de esos flotadores, unidos por una pequeña plataforma que posee un asiento y algún espacio para poner otros artículos y equipaje. Poseen una increíble flotabilidad, logrando que el pescador se siente unos centímetros sobre el agua, metiendo solamente los pies para usar sus aletas para avanzar. Más que avanzar con el pateo, estos pontoon boats ofrecen remos que son absolutamente superiores para avanzar al compararlos con la limitación del pateo.

Los pontoon boats pueden ser usados en lagos, pero también están diseñados para aguas corrientes de moderada dificultad. No se les ocurra lanzarse por rápidos clase III o superiores, pero son plenamente capaces de sortear ciertos rápidos y corrientes. En USA, el Río Deschutes es uno de los buenos ríos para la pesca y para el rafting, como podría compararse con el Petrohué en Chile. En el Deschutes es muy común ver numerosos pescadores que recorren el río con sus pontoon boats, acercándose a la orilla para atracar y pescar en el sector.

Características que influyen en la selección

Ya se mencionaron algunas cualidades y desventajas de los O-Boats, U-Boats, V-Boats y Pontoon Boats. La tabla comparativa a continuación muestra las diferencias entre cada modelo. En términos generales se puede decir que los Pontoon son los más versátiles de todos y los O-Boats son los más limitados. Pero existe el factor precio y también el factor peso-volumen que influyen en la decisión.

  Facilidad de Ingreso Velocidad y autonomía Tipo de Aguas Nivel de Flotación Precio Tamaño y Peso
O-Boats Difícil Baja Quietas Medio (cintura bajo agua) Bajo Pequeño
U-Boats Fácil Baja-media Quietas Medio Bajo/Regular Pequeño
P-Boats Fácil Alta Quietas y Corrientes moderadas Alto Alto (4 veces los demás) Grande

Material del Bote

Para la cámara interna existen dos básicamente: Hule y Uretano. Las ventajas del hule por sobre el uretano son en algunos casos el precio, la facilidad de reparar pinchazos, y la demora que toma en desinflarse cuando se llega a pinchar. Las ventajas del uretano por sobre el hule son: tamaño compactado menor, mucho menos peso, facilidad de inflado.

Nicolás Varela en su U-Boat

Pensando en aquellos lagos escondidos entre las montañas, aquellos lugares remotos donde nadie va, puede ser necesario considerar el uso de un float tube que se acomode en la mochila.

El float tube del mochilero debe ser razonablemente pequeño al compactarse y de poco peso. Los ideales son los O-Boats o U-Boats, con cámara de uretano. El uretano requiere menor presión de aire para inflarse adecuadamente, lo que permite que se infle a pulmón. Para ello debe contar con una boquilla adecuada para inflarlo con la boca.

Siempre es factible tener un float tube de cámara de neumático y acarrear un bombín adecuado para inflarlo, o de darse la posibilidad, llenarlo de aire en la estación de servicio antes de llegar a destino. En este caso, habría que llevarse el bote inflado en el auto.

En el caso de los pontoon, no hay ninguno que sea liviano o de material razonable como para un mochilero. Y en su gran mayoría requieren de un compresor de aire para poder dejarlo adecuadamente inflado, con la presión interna requerida.

La Pesca desde un Float Tube

Sin importar cual de los modelo se escoja, el hecho es que el pescador estará a una menor altura relativa al agua que si estuviese parado en la orilla o incluso con las rodillas en el agua. Cualquiera de estas embarcaciones requiere que la caña a utilizar sea larga, de unos 9 pies por lo menos, para dar la oportunidad de lanzar sin demasiada complicación.

Usualmente se recorre la orilla de un lago, lanzando la mosca hacia la vegetación y recogiendo hacia el centro del lago. A veces resulta productivo recoger en diagonal desde a vegetación. El uso de líneas flotantes y sumergibles es indiferentes para el float tube y dependen únicamente de las condicione de pesca del momento.

Cuando se intenta llegar a un lugar específico de un lago, que no está inmediato al punto de embarque, donde se entró al agua, es factible recorrer la distancia con la mosca en el agua usando el método de trolling. Algunas importantes piezas vienen siguiendo la mosca por un rato y basta cualquier cambio en la velocidad - un tirón o dejar que se hunda un momento - para gatillar el ataque.

Un aspecto muy importante a considerar son los waders a utilizar. Si bien, en un río muchas veces el cuerpo está completamente fuera del agua y el calor puede llegar a ser intenso, en un lago, las piernas nunca salen del agua. He tenido jornadas larguísimas en un float tube, donde me preparo para permanecer todo el día en el agua. Después de unas horas, sin importar las condiciones climáticas, el frío del agua se siente en las piernas. Unos waders de Gore-Tex pierden algo de sus ventajas en estas situaciones, por lo que unos waders de neoprén siguen siendo la mejor elección.

Finalmente, la seguridad. Ninguno de estos botes mantiene un centro de gravedad muy elevado sobre el agua, lo que hace casi imposible un volcamiento. No sería el mismo caso en aguas corrientes, por lo que siempre se recomienda utilizar estos botes en aguas calmas. Por otro lado, ya que en el caso de los O-Boats y U-Boats el pescador mantiene un bajo perfil, la pesca en un lago frecuentado por botes a motor y lanchas de velocidad mantiene el riesgo de ser arroyado. Los nuevos diseños utilizan colores vistosos en gran parte de la porción fuera del agua, e incluso se utilizan colores muy llamativos (como naranjo fuerte) en el respaldo del bote, que es la parte que uno requiere sea visto por el bote acercándose.

No hay que olvidar que una persona que no sabe nadar estará expuesta a un momento muy difícil en caso de experimentar un pinchazo. Muchos de los modelos mencionados poseen doble cámara, o bien proveen respaldos inflables para servir de flotación si la cámara principal perdiese el aire. Si la persona no se siente confiada en poder nadar, un dispositivo de flotación adicional, como un chaleco salvavidas es extremadamente necesario.


Artículos Complementarios

Aguas Silenciosas Inicial
Anatomía de un Lago Chileno
Habitantes de un Lago Chileno
El Equipamiento para Lago

No hay nada que se compare a la sensación de independencia al usar un float tube. Esta embarcación personal permite al pescador llegar a lugares donde no podría pescar en en otros casos. Existen lagos y lagunas pequeñas en que el ingreso de un bote mayor es casi imposible, muchas veces por la vegetación de la orilla y/o por las vías de acceso inadecuadas o inexistentes. En esos casos el float tube puede ser la diferencia entre mirar el paisaje solamente, y poder disfrutarlo en una jornada de pesca activa.

Los precios no siempre son tan expresivos. Un float tube puede costar desde US$100, hasta unos US$400. El pontoon boat es generalmente más caro, partiendo de los más simples en el rango de los US$300 hasta llegar a los US$900 o más, dependiendo de la capacidad de flotación y de soportar rápidos de ríos.

Sea cual sea el elegido, un float tube puede ofrecer una las experiencias más placenteras dentro de la pesca, logrando pasar una tranquila y agradable jornada pescando peces en un cuerpo de Agua Silenciosa.


"Aguas Silenciosas" simboliza de cierto modo el contacto natural con el ambiente de un lago o laguna. Por eso, para Rodrigo Sandoval existen pocas cosas tan disfrutables como una jornada de pesca en Aguas Silenciosas.

Se puede contactar a Rodrigo en rsandova@riosysenderos.com



Copyright 1999 - 2009 RiosySenderos.com  ®
El nombre "RiosySenderos.com" y su logo
son marca registrada de Ríos y Senderos S.A.

Chile Hecho en CHILE
por el Web Team de RiosySenderos.com

Página optimizada para resolución de pantalla 1024x768