Aguas Silenciosas - Técnicas y Trucos para la pesca con Mosca en Lagos y Lagunas - Rodrigo Sandoval

Imitaciones

Patrones para imitar organismos
de Lagos y Lagunas.

Artículo y Fotos: Rodrigo Sandoval


Era el último fin de semana de la temporada. Hace un par de años. En esta región del sur de Chile, los grandes lagos abundan por todos lados. Algunos de ellos con varios complejos turísticos en sus orillas. Por suerte, Nicolás Varela, quien es el "local" de esa zona que visitábamos, había estado recorriendo los ríos y lagos cercanos a su casa de verano, desde que tenía memoria. Habían pasado varios años desde que no volvía a una laguna en particular, así que, como fin de temporada, decidimos ponerla como objetivo.

Pasamos la noche en su casa junto al gran lago, y luego, como a las 6AM partimos un grupo de 7 rumbo a la casi mitológica laguna. La caminata involucraba llevar nuestros float tubes y equipo en mochila, y recorrer por dos horas un sendero entre el bosque. El espectáculo fue fantástico y maravilloso. Lo recuerdo con gran impresión. Fuimos gran parte del trayecto bordeando el río que desagua aquella laguna.

Finalmente, apenas salimos del bosque se desplegó ante nosotros un espectáculo impactante, mezclando la absoluta serenidad de las aguas de esta laguna, con el azul cielo y los multicolores árboles de otoño de esta zona austral. Robles, Coigües, Ñirres, y muchos otros adornaban las riberas de un cuerpo de agua que claramente no es muy visitado en la temporada.

Entramos al agua en dirección a la orilla opuesta, considerada como la más productiva, por nuestro amigo, oficiando de guía. Nos tomó casi una hora patalear esa distancia. En esa otra orilla, la estructura era muy motivante. La entrada del río, muchos cortes en las orillas, árboles que se extendían sobre el agua. Comenzamos con patrones de búsqueda. Algunos con los clásicos Woolly Buggers y otros con algunas moscas más sofisticadas. Sacamos varios ejemplares durante el día, sin que se levantara una sola trucha a la superficie. A eso de las 6 de la tarde, comenzamos a escuchar los primeros disturbios en el agua, que no producíamos nosotros mismos. Unos momentos de observación revelaron unos imponentes adultos de mayfly, en particular de la familia Siphlonuridae (eso creo al menos, confieso que no recolecté especímenes).

En cosa de pocos minutos, las truchas comenzaron a aumentar la frecuencia, por lo que rápidamente cambiamos a líneas flotantes y unas Gray Drake como tentación. Pasaron varias tomadas. Cuesta mantener la paciencia cuando mi patrón presentado es rodeado por diversas tomadas que apuntan a los naturales ubicados junto a mi imitación. Pero la motivación de capturar alguna de esas arcoiris con un patrón de seca fue suficiente para mantener mi concentración. Luego de unos minutos tuve un par de tomadas de mi mosca que no supe convertir en capturas exitosas. Una tercera, finalmente se clavó bien. Resultó ofrecer una excelente pelea, por lo que comencé a preocuparme de haber cambiado a un tippet 6x pocos momentos antes. En especial, al ver que la trucha estaba decidida a refugiarse en unos troncos sumergidos. Mi caña #4 se doblaba completamente y al final de la línea pude apreciar, lo que supuse, era una trucha arcoiris de unos 2 kg. Su decisión fue mayor y finalmente enredó el líder en una rama, liberándose. En ese momento daba la hora de salir y volver caminando. Nos esperaban dos horas de caminata y menos horas de luz. Salimos y mi satisfacción se hizo notar, ya que después de una larga jornada flotando, había tenido mi invaluable oportunidad de presentar con éxito una mosca seca.

Aún no vuelvo a ese lugar. Pero espero solucionarlo pronto, y volver a optar a una eclosión de mayflies terminando el día.


Los organismos que viven en un lago o laguna, y que eventualmente se transforman en la dieta de la trucha, son lo que nos permite especular respecto a los patrones que pueden considerarse exitosos, o al menos con una buena probabilidad de éxito en un momento y lugar en particular.

A través de los años se han hecho numerosos estudios, en especial en el hemisferio norte, que permiten determinar las poblaciones de organismos que constituyen parte importante de la dieta de los peces. Eso, tradicionalmente ha llevado a atadores creativos a diseñar imitaciones que buscan, de maneras muy ingeniosas, simular con materiales diversos el efecto visual que estos organismos naturales producen en sus predadores.

La gran pregunta sigue siendo ... al llegar a un lago o laguna, ¿cuál es el patrón que debo usar?

La respuesta no es tan simple como podría quererse, pero siempre es posible basar la elección del patrón en observaciones esenciales del comportamiento global y detallado del cuerpo de agua quieta. El primer factor de decisión es si existe o no actividad en la superficie.

Cuando hay actividad visible en la superficie.

En este caso, lo más probable es que estemos en presencia de algunas de las etapas finales del ciclo de vida de alguna de las especies de insectos acuáticos que viven en lagos. Como etapas finales se entienden:

  • La emergencia de pupa (o ninfa) a adulto, momento en el cual el insecto nada hacia la superficie, donde intenta romper la lámina superficial y emerger como adulto alado. Si no hay viento presente, los insectos deben trabajar más duro para romper la tensión superficial del agua, lo que los deja más tiempo expuestos al ataque de las truchas desde abajo. Cuando hay viento, la salida es más rápida.
  • El descanso del adulto alado, previo a su vuelo inicial, ya sobre la superficie. Muchas especies requieren de unos minutos para que las alas recién extendidas se sequen y permitan el vuelo. En ese periodo de espera son atacados por los peces en la superficie.
  • Finalmente, luego de aparearse fuera del agua, las hembras vuelven a su medio acuático original para depositar huevos. En muchos casos son devoradas en el momento de depositar estos huevos, o cuando ya caen exhaustas a las aguas, esperando la muerte al final de su ciclo.

Es posible distinguir cuál de esas etapas es la más abundante en los insectos atacados por los peces, según el tipo de tomada superficial de estos depredadores. También, en varias ocasiones es posible determinar la especie atacada según el tipo de tomada (no siempre, pero a veces).


La Adams y
la Elk Hair Caddis

Si la tomada es suave y apenas deja una aureola en la superficie, seguramente se trata de mayflies o midges adultas, ya sean recién emergidas o retornadas al agua para depositar huevos. Las truchas se acercan por debajo y simplemente, al abrir la boca, se produce una succión suficientemente potente para "aspirar" al insecto posado en la superficie. Si la aureola viene más violenta, es posible que se trate de insectos más grandes, o en muchos casos de caddis, las cuales acostumbran a moverse por la superficie, provocando ataques más frenéticos en las truchas.

Buenos patrones para la imitación de estos insectos son algunos muy simples. Por ejemplo, la Adams simulando Mayflies. La Elk Hair Caddis imitando caddis, y algunos pequeños patrones para los mosquitos, como la Griffit Gnat.

Si la tomada incluye la aparición de una aleta, es posible que la trucha subió a la superficie y luego cambió de dirección para dirigirse al fondo con su presa tragada. Ese caso se da cuando se están tomando insectos cerca de la capa superficial. Sería la situación a encontrar, cuando hay una emergencia masiva de mayflies o de pupas de caddis. En el caso de las pupas de midges, las tomadas usualmente se asemejan mucho a las tomadas con adultos en la superficie.

Patrones útiles en este proceso de imitación son las clásicas ninfas de mayfly: la Hare’s Ear, y la Pheasant Tail, ambas sin lastrar. Para imitar a las caddis se utilizan imitaciones de pupa, como la Sparkle Caddis Pupa. Existen algunas pupas de midge que son muy efectivas, cuya forma es curva, agregando una corona de pelos muy finos en la cabeza, simulando alas y patas.

Otros insectos llevan a cabo su proceso de metamorfosis final en las orillas del lago, lo que los hace poco disponibles a ser alimento de las truchas, y por eso no son considerados importante fuente de alimento en su estado adulto. Tal es el caso de los odonatos (matapiojos, libélulas), quienes nadan como ninfa hacia la orilla y una vez en una rama, trepan por ella hacia la superficie, quedando en todo momento lejos del alcance de los peces. Los odonatos son fuertes voladores, por lo que es muy difícil verlos en el agua una vez emergidos.

Cuando no hay actividad visible en la superficie.

Esto sucede gran parte del tiempo por una razón estadística muy simple. En casi todas las especies de insectos la vida inmadura ocupa más del 75% del total de su periodo de vida. Es decir, al menos un 75% de su vida se encuentra en estado de ninfa o larva o pupa, según la especie y etapa de su vida. Claramente eso significa que las truchas encuentran fuentes de alimento permanentes en los insectos inmaduros, que permanecen sumergidos todo el tiempo, hasta que llega el momento de cambiar de etapa de vida y transformarse en adultos.

Las truchas y otros peces se alimentan permanentemente de estos insectos a través del año, y si se suman todos aquellos organismos que forman parte de la dieta, que no pasan a etapas de adultos aéreos, entonces estamos ante un menú de posibilidades no sólo amplio, sino que muy abundante.

En el caso de las mayflies, gran parte de las especies viven su etapa de ninfa recorriendo los fondos fangosos, lejos del alcance de las fauces de los peces. Se los denomina burrowers a gran parte de esas especies. No es relevante imitarlos para una pesca en lago exitosa. Sin embargo, los integrantes de otras especies, como las abundantes Callibaetis (parte de la familia de las Baetidae), son conocidos como "nadadores", ya que las ninfas surcan el lecho entre la vegetación. Para su imitación, las mismas ninfas de mayfly en ríos (como la Hare’s Ear o la Pheasant Tail) son excelentes imitaciones, trabajadas más bien cerca del fondo y con suaves y cortas recogidas.

Las especies de caddis pueden llegar a importantes tamaños en los lagos, lo que se traduce en un atractivo importante para los peces. Muchas de estas especies son constructoras de capullos con objetos pequeños del fondo (pequeñas piedras, ramas). Se arrastran por el fondo, tentando con su magnitud a los peces atentos. Imitaciones simulando gusanos con pelos saliendo del cuerpo de la imitación son claras imágenes de los naturales que las truchas buscan.

Las midges son claramente más importantes, principalmente por su impresionante abundancia. En un lago cualquiera seguramente existe una población de midges, que supera en muchas veces el total de la población humana en el mundo. Su imitación en estado inmaduro puede ser muy efectiva, destacándose aquellos patrones que imitan pequeños gusanos en colores rojos y tonos oscuros. La Brassie, la Krystal Flash son excelentes opciones de imitación.

Pasando a otro grupo de organismos que, como se mencionó, no son importantes para la dieta del pez, salvo en su existencia subacuática. Existen tanto insectos, como otros seres, que en una variedad de tamaños y colores ofrecen diversos aportes energéticos a los siempre hambrientos peces.

En los insectos destacan los odonatos, principalmente por los tamaños que pueden alcanzar varias especies de ellos, incluso en estos estados de inmadurez. Por ejemplo, las dragonflies son imitadas en su estado de ninfa con patrones que llegan a tamaños tan grandes como 6 o incluso 4. Lo común es utilizar imitaciones de ninfas entre el 12 y el 8. Estas imitaciones destacan por unos distinguibles ojos en la cabeza y cuerpos esencialmente gruesos. Similares, pero mucho más delgados son los patrones usados para imitar las ninfas de damselflies. La Dragon Austral, un patrón que diseñé hace años me ha dado excelentes resultados cuando logro detectar la presencia de Odonatos de gran tamaño. Tal es el caso de los especímenes de la familia de los Aeshnidae, calificados como "trepadores" (climbers), ya que se sostienen en rocas en el fondo, para dar cada ciertos periodos algunos paseos por el lecho del lago, entre la vegetación sumergida. En otras ocasiones, la presencia de damselflies obliga a usar patrones como la Whitlock Damsel. Estos últimos especímenes son lentos nadadores, comparados con sus parientes inmediatos. La presentación debe incluir el nado de la mosca, variando la velocidad según se pesque con dragons (Anisopteras) o damsels (Zygopteras), que se diferencian claramente por el cuerpo estilizado de estas últimas, en comparación a los gruesos abdómenes de las primeras.


La Marabou Muddler,
la Dragon Austral,
la Whitlock Damsel

Las sanguijuelas son clásicos habitantes de las aguas quietas, y clásicamente son imitadas con patrones tan simples como los Woolly Buggers. Su presentación incluye el nado de la imitación, efecto producido por recogidas constantes.

Tanto los odonatos, como las sanguijuelas son freceuentes cerca de la vegetación de la orilla, en especial en aquellas donde el junquillo abunda. También se las encuentra en sectores bajos, donde se adorna el fondo del lago con amplias camas de vegetación, que se mantiene gracias a la posibilidad de los rayos del sol de llegar hasta ese lugar. Más al fondo no se les encuentra.

En las bocas de los lagos y los desagües es común encontrar pequeños peces, nativos de estas aguas australes. Especies como la peladilla, los puyes, pejerreyes, son frecuentemente devorados por los peces más grandes, como las truchas. Estos peces se mantienen cerca de los lugares en que los insectos abundan, y en especial en aquellos lugares del lago donde se perciben corrientes de diversas magnitudes que en suma se encargan de transportar la comida de estos y otros peces desde o hacia las entradas o salidas, respectivamente. Es en estos lugares donde son acechados por las truchas, las que atacan fieramente cualquier imitación que logre simular la presencia de estos peces. Una buena imitación, tanto por la forma, como por el movimiento que produce en el agua es el Marabou Muddler. Con una línea de hundimiento y algo de lastre se lleva la imitación a una profundidad media, y se le aplican recogidas para simular el nado, e incluso el escape.

Otro orden de seres vivos lo constituyen los crustáceos. En América del Sur, las Pancoras son abundantes en ciertos sectores. En Chile, particularmente, se las encuentra desde la zona central hasta la décima región. No se les ve más al sur. Al igual que al imitar sanguijuelas y pequeños peces, los clásicos Woolly Buggers son muy efectivos, aunque se han desarrollado localmente algunos patrones específicos.

Ediciones Anteriores

Aguas Silenciosas Inicial
Anatomía de un Lago Chileno
Habitantes de un Lago Chileno
El Equipamiento para Lago
Flotando en Lago - Float Tubes Presentaciones en Lagos

El segundo grupo de crustáceos, los scuds, se vuelve más importante en aquellos lagos de media a baja profundidad, en que no haya una presencia clara de pancoras (que siempre resultan la elección primordial de los peces en su alimento). En lagos de fondo fangoso y arenoso, los scuds se multiplican por millones, lo que los transforma en una fuente muy importante de alimento para los peces. En algunos lagos, la presencia o ausencia de estos organismos puede determinar la existencia de truchas de grandes tamaños. Mi ejemplo clásico es el lago Pollux, que siendo un lago, denominado "de transición", no presenta grandes profundidades, pudiéndose encontrar en sus orillas grandes cantidades de scuds, en especial en las mañanas y en las tardes. Existen varias imitaciones que simulan estos organismos, pero en el último tiempo mi patrón favorito para esta pesca es el Ernie’s Scud, descrito en detalle en otro artículo. Este patrón es trabajado cerca del fondo en islas sumergidas, bajíos, o barras de entradas de ríos. El uso de una línea flotante y un largo líder ha probado ser una combinación exitosa, mientras se recoge la imitación lentamente, simulando el nado de estos seres.


La variedad de organismos que forman parte de la dieta de la trucha hace de la pesca de lago una práctica muy sofisticada. La elección del patrón no siempre es evidente, pero las guías aquí entregadas ayudan a limitar los patrones posiblemente adecuados en una u otra situación. Sin embargo, la paciencia y algo de suerte pueden ayudar mucho al pescador de Aguas Silenciosas.


Una jornada disfrutada en Aguas Silenciosas depende de la actitud a disfrutar de la naturaleza de un lago o laguna. Una jornada exitosa en la pesca depende de la capacidad adecuada para presentar las imitaciones de la manera más natural y eficiente a la vez.

Se puede contactar a Rodrigo Sandoval en rsandova@riosysenderos.com



Copyright 1999 - 2009 RiosySenderos.com  ®
El nombre "RiosySenderos.com" y su logo
son marca registrada de Ríos y Senderos S.A.

Chile Hecho en CHILE
por el Web Team de RiosySenderos.com

Página optimizada para resolución de pantalla 1024x768