Aguas Silenciosas - Técnicas y Trucos para la pesca con Mosca en Lagos y Lagunas - Rodrigo Sandoval

Recogiendo

Las técnicas de recogida de la línea
buscando el efecto de movimiento
en el patrón presentado.

Artículo y Fotos: Rodrigo Sandoval


Nuevo día, nuevo lago. Así parecía ser en aquel fin de semana largo de diciembre, cuando con dos de mis amigos acudí a conocer un parque nacional que había saltado sistemáticamente, pero inconscientemente, de mi itinerario. Hasta ese día. Su lago principal, de unos dos kilómetros de largo por uno de ancho, destacaba en belleza, en un día de cielos parcialmente nublados. El ambiente muy agradable, y dada la fecha, a principios de diciembre, los veraneantes estaban a algunas semanas de distancia de acá aún.

De la orilla principal, de donde se erigía un simple muelle, se podía apreciar que casi la totalidad de la orilla estaba cubierta por juncos, y otras plantas, ofreciendo a simple vista un ambiente ideal para las arcoiris y marrones que habitan aquel lago. Un par de coipos - castores nativos - se asomaron brevemente de entre los juncos, para luego desaparecer en otro refugio de vegetación. En medio del sol de la tarde inflamos nuestras embarcaciones personales y nos dirigimos directamente a una bahía en la orilla sur.

Lago

Nos repartimos por toda la orilla, probando insistentemente imitaciones de ninfas, scuds, y algunos woolly buggers. Yo dispuse una línea de hundimiento, la que lanzaba en dirección diagonal hacia los juncos. Luego comenzaba unos certeros tirones de recogida, para aplicar el efecto de nado al patrón escogido. Por lo que alcancé a ver, mis compañeros habían adoptado estrategias idénticas. Pasaron los minutos, y un par de horas, y salvo una o dos picadas, no habíamos tenido acción alguna. Uno del grupo decidió cruzar la bahía para cubrir la punta más occidental, lo cual hizo pataleando y aprovechando un poco de trolling.

Estaba llegando a su destino planeado cuando tuvo una fuerte picada, que luego de dos saltos, volvió a perderse. Al menos sabíamos que las truchas estaban con la intención de alimentarse. ¿Qué fue lo que gatilló el ataque? Posiblemente la profundidad. Volví a lanzar dejando que la línea se hundiese unos segundos adicionales. Al calcular que estaba muy cerca del fondo, volví a utilizar la recogida que había utilizado anteriormente. No sucedió nada.

Decidí emular a quien se cambió de posición y me aleje de la orilla en que estaba y me dirigí a una entrada pequeña dentro de la misma bahía. Me posicioné y volví a lanzar. Luego de unos 5 intentos observé un par de tomadas de superficie. Claramente se trataba de una de las truchas residentes que estaba atacando organismos cerca de la superficie.

Fario capturada en lago

Sin dejar tiempo a cambiar la mosca, ni la línea, lancé en dirección de las aureolas. No dejé que se hundiera ni un segundo y comencé a recoger. Quizás la misma sugestión me hizo aguzar mi atención, y disminuir instintivamente el ritmo de recogida. No sé qué sentí en el momento, o qué pensé, pero la picada fue tan sólida y violenta que no dejó lugar a dudas.

Pocos instantes después, el freno de mi carrete era exigido fuertemente para evitar que la trucha se refugiase en la vegetación. Unas maniobras más tardes, pude acercarme a una pequeña playa con cesped, bajarme de mi embarcación, y con suavidad levantarla para una fugaz fotografía. Una belleza. Siempre me han atraído mucho las Salmo trutta.

En pocos segundos expliqué a mis compañeros de esa jornada que la profundidad no fue mucha, y que posiblemente el cambio de ritmo en la recogida había desatado el ataque. Ellos lo probaron, con resultados casi inmediatos. La fórmula del día, había sido descubierta.

 


En los ríos, gran parte de los organismos de los que las truchas se alimentan no se mueven por su cuenta, sino que llegan al alcance de sus predadores por efecto de la corriente. En aguas tranquilas, por el contrario, los organismos han desarrollado la habilidad de moverse a voluntad por las profundidades, o por los recodos entre la vegetación. Es por esto que los peces predadores han aprendido a cazar a estos organismos, buscando e identificando a quien esté distraída y desprotegidamente nadando al alcance de un pez.

Ante este hecho, gran parte de la presentación de una mosca en lagos y lagunas debe involucrar una acción de nado impuesta manualmente por el pescador, siempre persiguiendo el objetivo de imitar en forma realista el comportamiento de los naturales, que son parte del menú de las truchas.

El efecto de nado puede ser producido de varias maneras, pero son esencialmente tres los métodos que yo utilizo consistentemente en mis jornadas de pesca. El primero se basa en simples recogidas, a distintos ritmos y de distinto largo, que en suma van simulando un cruce de la mosca por las profundidades. Otro de los métodos es más sutil, y se basa en un movimiento manual muy simple. El efecto producido es diferente y a veces produce diferencias en la efectividad de la jornada. Finalmente, el método más simple, conocido como trolling.

Recogida

Recogidas Rápidas - Stripping

Una vez que la mosca está en el agua y se la ha dejado hundirse para alcanzar una profundidad razonable, se toma la línea con el índice de la mano que sostiene la caña. La idea es presionar fuerte la línea contra la caña, sujetándola firmemente en caso de sentir cualquier tensión contraria en la línea que pudiese ser producida por un pez clavado.

Para iniciar el movimiento, se toma la línea que cuelga hacia atrás con la mano libre, utilizando el pulgar e índice. Se tira hacia abajo y levemente hacia atrás, hasta punto en que se suelta la línea y se vuelve a tirar otro tramo.

El ritmo utilizado depende de las condiciones que las truchas estén buscando: pueden ser tirones rápidos y cortos, lentos y largos, combinaciones de ambas posibilidades. También, es bueno en una misma recogida, entre lanzamientos, probar cambios de ritmo y de largo de cada tirón para estudiar cuál combinación puede ser la más productiva.

El proceso de recogida termina cuando se tiene sólo un par de metros de línea fuera de la caña. En ese momento se levanta y se lanza nuevamente. La recogida es idéntica a la que se realiza en un río al lanzar corriente arriba y necesitar recoger línea a medida que se viene encima con la corriente.

Este tipo de recogida se utiliza mayoritariamente con moscas grandes, incluyendo streamers. El efecto producido por esta acción se asemeja bastante a pequeños peces heridos que intentan escapar. También el nado de las ninfas de dragonfly (libélulas del grupo Anisóptera) tiene características de impulsos cortos, pero rápidos. Las sanguijuelas efectúan un nado muy similar al logrado con este tipo de recogida, por lo que es el más recomendado al pescar con Woolly Buggers. En el caso de Chile y Argentina, en aquellos sectores en que las pancoras son abundantes, una imitación adecuada de estos crustáceos, arrastrada a tirones por el fondo es una tentación muy difícil de resistir por un pez.

Mano sobre Mano

Recogida constante y suave – Recogida con los dedos.

Dominar esta técnica no es tan inmediata como la anterior. Esencialmente se busca producir un efecto de nado que sea constante y a la vez suave. Los organismos que realizan este tipo de nado incluyen pequeños crustáceos (scuds), ninfas de damselfly (ninfas de libélula), ninfas de mayflies (en particular las caracterizadas como swimmers) e incluso otras ninfas.

La idea es la siguiente: se utilizan el dedo índice, así como el dedo meñique para ir plegando poco a poco la línea dentro de la mano. El método se refleja en forma clara en la imagen que acompaña este párrafo. Se toma la línea de la misma manera que en la recogida tipo stripping, utilizando el dedo índice y el pulgar de la mano que no sostiene la caña. Luego se pasa el resto de la mano sobre la línea, como envolviéndola. Luego se vuelve a tomar la línea, luego del doblez, con los dedos índice y pulgar. Y se repite varias veces hasta quedar con sólo un par de metros de línea fuera de la caña, suficientes para lanzar nuevamente. La línea que se va recogiendo se va doblando dentro de la mano. Si la recogida se extiende demasiado, dentro de la mano puede llegar a haber tantas vueltas que se puede producir un enredo. Es recomendable soltar la línea de la mano y dejarla caer hacia el lado para continuar de inmediato con la recogida y la mano vacía.

Las recomendaciones con este método son similares al caso anterior. Es una buena idea probar con distintos ritmos de recogida. Inicialmente este método permite recoger la mosca provocando un efecto de nado constante, a diferencia de los impulsos intermitentes producidos por las recogidas a tirones. Aún así, detenerse súbitamente, para volver a recoger después de unos breves instantes, ha demostrado ser un buen método para precipitar el ataque de algún pez que ha venido siguiendo el nado de la imitación.

Trolling

Trolling.

Este método no realiza una recogida propiamente tal, porque evidentemente la línea no esta siendo pasada por la caña hacia atrás, sino que se mantiene estable con respecto a la caña. En realidad este movimiento de nado en la mosca es producido por el traslado del pescador, ya sea en una embarcación a remos, o simplemente por su pateo con aletas en un float tube.

El efecto producido es, sin duda, muy efectivo, ya que es ampliamente usado como método de búsqueda y exploración en un lago poco conocido, como se describe en el relato al comienzo de este artículo.

Una vez en el agua, el método elegido, cualquiera de estos tres, depende de las siguientes variables: tipo de mosca a utilizar e imitar, conocimiento del agua a pescar. Si se usan moscas que imitan o simulan grandes organismos, conocidos por un nado más rápido, entonces las recogidas a tirones son la mejor opción. Con una línea de hundimiento o una flotante, se lanza la mosca y se prueban distintas velocidades y largos de los tirones.

Ediciones Anteriores

Aguas Silenciosas Inicial
Anatomía de un Lago Chileno
Habitantes de un Lago Chileno
El Equipamiento para Lago
Flotando en Lago - Float Tubes Presentaciones en Lagos
Patrones de Imitación
Patrones de Atracción
Distintas Épocas del Año

Si por el contrario, las moscas a probar son imitaciones de organismos más pequeños, como ninfas y crustáceos pequeños, la recogida con dedos es la mejor elección, buscando siempre que el movimiento mantenga cierta constancia.

Finalmente, si se quiere recorrer un sector desconocido de un lago, o bien simplemente ver si hay truchas con ánimo de atacar imitaciones, un recorrido por el área, dejando que una mosca al final de la línea sea arrastrada mientras me muevo, es un método muy productivo para detectar zonas de mayor actividad.

Lo importante es estar siempre atento a las condiciones y tomar las decisiones adecuadas, para enfrentar una pesca en aguas muy activas, aunque parezcan silenciosas.

 


Rodrigo Sandoval pasa gran parte de la temporada probando suerte en los lagos de diversas latitudes. A través del tiempo, ha aprendido a reconocer ciertas condiciones que enfrenta utilizando técnicas adecuadas a cada caso. Las técnicas de recogida son parte importante de ese trabajo.

Se puede contactar a Rodrigo Sandoval en rsandova@riosysenderos.com



Copyright 1999 - 2009 RiosySenderos.com  ®
El nombre "RiosySenderos.com" y su logo
son marca registrada de Ríos y Senderos S.A.

Chile Hecho en CHILE
por el Web Team de RiosySenderos.com

Página optimizada para resolución de pantalla 1024x768