Aguas Silenciosas - Libélulas del Verano - Rodrigo Sandoval

La Migración de las Damiselas

En esta edición de “Aguas Silenciosas” quise aprovechar la experiencia de mi amigo Rodrigo Saelzer, mosquero de hace varios años, hoy transformado en un experto guía de la Patagonia Chilena y miembro del Staff de Ríos y Senderos. Se trata de una experiencia vivida por él mismo en una laguna de la novena región chilena. Así que los dejo con el villano invitado de esta edición de Aguas Silenciosas ... 

“Aproveché los días antes de Navidad para disfrutar de un par de jornadas de pesca cerca de mi cabaña en el Lago Caburga, en la Araucanía Chilena. Uno de esos días, en que la actividad de mis familiares parecía estar más dedicada al descanso, fabriqué una correa, que até con tiras de cámara de neumático al tubo de mi Thomas & Thomas # 3, la crucé sobre mi espalda, y sobre mi fiel bicicleta partí rumbo a una de las lagunas cercanas a mi ‘hogar de verano’.”

“Resultó ser uno de esos hermosos días de diciembre, soleado, y con los valles precordilleranos saturados de potentes colores, rodeado de coihues, robles y araucarias. El pedaleo hasta la laguna fue un verdadero paseo, y el sólo hecho de recorrer esta zona en bicicleta, inyectaba mis piernas con exceso de energía. Poco rato después, ya en el lugar, arrendé un bote a remos semi hundido (me tomó media hora sacar el agua con un tarro de nescafé) y me fui directamente hacia la orilla opuesta. Era mediodía y el calor arreciaba sobre mi desprotegida cabeza. Aún así, mis ansias de pescar demostraban ser superiores a la temperatura, porque apuré el remado lo más posible para llegar a la orilla que se mostraba cubierta de vegetación, en forma de árboles semisumergidos y sectores con juncos.”

“Ubiqué el bote paralelo a la orilla, a una distancia de lanzamiento cómoda para llegar precisamente a la orilla cubierta de vegetación. No había un viento muy declarado, por lo que el bote no perdía su posición muy rápido y me daba la opción de dejar los remos y lanzar con tranquilidad. Comencé con una línea de punta sumergible y una pequeña ninfa. Mis lanzamientos se mantuvieron precisamente en el borde de la vegetación lo que me dio la oportunidad de capturar varias combativas arcoiris.”

“Llegó un momento en que noté que uno de los recodos de la orilla presentaba una nube de insectos de características muy especiales. Al acercarme pude comprobar que se trataba de una buena cantidad de damiselas adultas que aleteaban cerca de uno de los arbustos que colgaba sobre el agua. Alcancé a apreciar un rato este espectáculo, lamentándome por no tener una imitación de uno de estos insectos adultos."

"Al poco rato, mientras yo esperaba ver un notoria cambio de comportamiento por parte de truchas hambrientas de grandes odonatos, sucedió algo que hasta hoy recuerdo como impactante. Una segunda nube de insectos apareció volando desde la derecha. Se veían más grandes y poderosos, hecho comprobado al identificarlas como adultos de dragonflies, o simples ‘matapiojos’. Sin dudarlo un segundo, este grupo de depredadores entomológicos se ensañó con las damselflies, atacándolas en el aire y también a aquellas posadas en las ramas. Era efectivamente una carnicería del mundo de los insectos, en el cual los más grandes devoran a los más pequeños, como sucede en la vida de muchos animales.”

"El espectáculo duró sólo unos instantes y luego el aire volvió a la calma. En este proceso nunca noté que una trucha mostrara interés en atacar a los pocas damiselas que llegaban a la superficie del agua. Posiblemente la respuesta era distinta. Rápidamente cambié mi pequeña ninfa por una imitación de una damsel inmadura, hecha de marabou y de un color verde muy llamativo. La lancé cerca del mismo lugar y luego de un par de pruebas para calibrar mi precisión, logré un par de interesantes y combativas picadas que se transformaron en hermosas truchas rápidamente devueltas al agua.”

"Llegó la hora de irme y decidí volver remando, dejando que mi mosca paseara unos veinte metros más atrás de la popa del bote. No sucedió nada hasta que iba llegando a la orilla de origen. Sentí esa enorme picada y un arranque explosivo. Largué los remos y salté a tomar la caña que afirmaba con mis piernas. Bastó un simple tirón para perder la tensión en la línea. El pez arrancaba con mi mosca. Me quedó claro que ese habría sido el trofeo del día. Me quedé con las ganas, pero como en tantas otras oportunidades, me sentí honrado por el magnífico espectáculo y por haberlo visto mientras tantos otros compraban regalos de navidad bajo el calor santiaguino."


Odonatos

Estamos hablando de las damiselas pertenecientes al orden Odonata y que se conocen en grupo como libélulas en forma genérica, o matapiojos en Chile. Dentro de este orden, los especimenes se subdividen a su vez en dos separados subórdenes. Anisoptera, que agrupa a las grandes libélulas, conocidas en inglés como dragonflies y se distinguen en su estado adulto por ser de gran tamaño y tener cuatro alas muy robustas que mantiene extendidas perpendicularmente. El segundo grupo, Zygoptera, incluye a todas las damiselas o damselflies en inglés, que se diferencian del primer grupo por tener un aspecto más frágil y delicado, así como su posición de descanso de alas, plegadas sobre el abdomen, paralelamente a éste.

Dentro de su ciclo de vida, pasan las primeras etapas de vida en el agua, como un inmaduro absolutamente adaptado al medio acuático. Su metamorfosis es incompleta, por lo que es la etapa de ninfa la que se identifica en este insecto inmaduro. Esta etapa puede durar entre 1 y 3 años, llegando en algunos extremos en insectos del suborden de las Anisoptera a los 4 años de duración. Particularmente las damiselas (Zygoptera) en su totalidad pasan sólo un año en este estado de inmadurez y en varios casos sólo algunos meses, por lo que se da más de una generación en un mismo año. Por lo tanto, estos insectos inmaduros son presa de los peces eventualmente todos los meses del año.

Estos insectos en su etapa inmadura son feroces cazadores del mundo entomológico, por lo que se mantienen en constante búsqueda de pequeños organismos que forman parte de su dieta. Gran parte de las especies ha desarrollado la capacidad de nado, entonces es durante sus cacerías que terminan en el estómago de las truchas.

Todos los odonatos pasan a su estado adulto, experimentando su metamorfosis fuera del agua, por lo que no quedan a disposición de los peces, pero sí de otros animales, como aves y sapos. Por esa razón es la etapa de ninfa la que más importa al pescador. Pero de todos los odonatos, es posible vivir una época de actividad más significativa en el caso de la Zygoptera, que los peces reconocen y aprovechan. Son las ninfas de damiselas las que eligen cierta época del año para efectuar su migración en forma más masiva hacia las orillas, para cambiar a su última etapa en la metamorfosis. Entonces, es esta migración una de las oportunidades más extraordinarias para un pescador mosquero adecuadamente preparado.

La Migración de las Damiselas en Verano

Es precisamente al finalizar la primavera, que en el Hemisferio Sur se da desde fines de noviembre hasta diciembre, que las distintas especies de Zygoptera se coordinan en grandes grupos para moverse desde sus campos de cacería en las camas de vegetación que se encuentran hasta los 4 m de profundidad, dirigiéndose hacia las orillas cubiertas de vegetación, ya sean juncos, o árboles terrestres, los cuales les darán un espacio para que la damisela firmemente sujeta en una de estas ramas, rompa su exoesqueleto de ninfa y aparezca como un hermoso adulto alado.


Ninfa de Zygoptera

Esta migración logra despertar la atención de todos los peces depredadores de un lago o laguna, ya que estas enormes ninfas se dirigen en grandes números nadando a cierta distancia de la superficie, acercándose lentamente hasta las orillas. Los peces pierden sus aprensiones y se acercan a las orillas con el propósito de aprovechar los grupos de damiselas que nadan en estas zonas. Particularmente, es durante la mañana que estos movimientos de insectos son más dramáticos, por lo tanto es el mejor momento para aprovechar “la migración”. Un pescador atento en estos momentos de las mañanas de diciembre podrá ver cómo algunas poco tímidas truchas se mantienen nadando en sectores más bien bajos, moviéndose en forma activa, y eventualmente rompiendo cerca de la superficie, esperando ansiosamente que estas ninfas recorran los - muchas veces - desprotegidos últimos dos metros hasta la orilla, donde son presa fácil de estos peces.

Esta migración es un evento tan relevante para los peces, que se han registrado casos como el de una trucha con casi 1.500 ninfas de damisela en su estómago. En algunos lagos en el Hemisferio Norte se estima que en la época de la migración las ninfas de Zygoptera llegan a ser casi el 90% de la alimentación de las truchas.

Otra manera de detectar la migración es observar los juncos y arbustos cerca de las orillas, que pueden enseñar algunos cuerpos vacíos de las ninfas ya emergidas, proceso ocurrido seguramente en las horas previas, por lo que se tiene una alta probabilidad de la migración aún esté en curso, ya que esta se mantiene en mayor o menor grado durante todo el mes de diciembre.

En Chile las mayores familias de damiselas son:

  • Lestidae, y su principal especie la Lestes undulatus, que es una hermosa damselfly que vuela en la vegetación en las cercanías de pequeños estanques y lagunas.

  • Coenagrionidae, que agrupa a otras 8 especies de damselflies, siendo la más abundante en este territorio.

En la familia de las Lestidae, los ejemplares pueden llegar a medir entre 20 y 30 mm como ninfa y entre 30 y 40 mm como adulto, siendo de las especies de mayor tamaño. Por su lado, las Coenagrionidae llegan a tamaños entre los 15 y 25 mm como ninfa y 30 a 40 mm como adulto.

La Imitación de Ninfas de Damisela en Migración

La época de la migración masiva hacia las orillas es una excelente oportunidad para probar patrones como la Whitlock Damsel o la Marabou Damsel. Estos patrones se atan principalmente en colores verdes y cafés, considerando siempre ojos grandes y una cola más bien fibrosa, asemejando sus branquias.

Whitlock Damsel

Un interesante y muy realista patrón, diseñado por Dave Whitlock, que funciona a la perfección con situaciones muy selectivas. Se ata tanto en verde claro como en café oscuro y usualmente va en anzuelos del 12 al 8. Los ojos son de plástico lo que permite un nado más estable. La cola es de marabou, asemejando las branquias de estos insectos. Su presentación se basa en movimientos ondulantes.


Foto: Jim Schollmeyer

Marabou Damsel

Un patrón muy simple de atar y muy efectivo, manteniéndose en tamaños del 10 al 6. Es básicamente una única pluma de marabou, muy frondosa, que se usa de cola y de cuerpo. En la cabeza los característicos ojos de ninfa en plástico, cubiertos por un pequeño trozo de raffia o swiss. Excelente opción para pescar cerca de los juncos o vegetación, más bien cerca del fondo y con gran éxito en la migración de las damsels.

Presentación

Ediciones Anteriores de
"Aguas Silenciosas"

Aguas Silenciosas Inicial
Anatomía de un Lago Chileno
Habitantes de un Lago Chileno
El Equipamiento para Lago
Flotando en Lago - Float Tubes Presentaciones en Lagos
Patrones de Imitación
Patrones de Atracción
Distintas Épocas del Año
Recogidas
Pescando de Orilla
Cuando el Viento Arrecia
Las Profundidades de un Lago
Lagos Cordilleranos
Capas para Flotar en Lagos
Aguas Quietas en Ríos
Pescando entre los Juncos
Las Bocas de los Lagos
La Línea Flotante en el Lago
Vegetación Bajo el Agua

A pesar de que durante la temporada simplemente se trabaja el patrón de ninfa por sobre las camas de agua, a veces hasta 3 metros de profundidad, durante la migración los mejores resultados se obtienen cerca de las orillas, que es donde las truchas esperan a las decididas ninfas. Usualmente la mayor actividad se da en las mañanas y la profundidad de las ninfas no es excesiva ni muy lejos de la orilla. 

La mejor estrategia es partir con una línea flotante y un largo líder de unos 4 metros, no más delgado que un 5x, ideal 4x. Acercarse con mucha calma y cautela hacia la orilla, ya sea desde tierra o flotando en un float tube. Con precisión y mucha delicadeza se posiciona la imitación en los bordes de la vegetación, ya sean juncos, vegetación sumergida, o simplemente algunos troncos sumergidos. Se deja que esta tome algo de profundidad y luego con mucha precisión se comienza una recogida suave, pero constante, idealmente utilizando el método de "mano sobre mano" o "torsión de dedos".

Es bueno probar distintos ritmos para lograr encontrar la profundidad y la velocidad a la que se están moviendo los naturales. Aunque no será evidente una acción en la superficie en muchos casos se podrá apreciar a más de alguna trucha rompiendo el agua en su proceso de atrapar a las migratorias damiselas. 

Con paciencia y constancia se debe recorrer sistemáticamente una orilla marcada por la vegetación, ya que especialmente cuando se detecte una cama de vegetación más hacia el centro del lago, o bien se observen muchas damiselas - ninfas o adultas - en las plantas de las orilla, es señal de que la migración está en proceso y las truchas lo saben mejor que nosotros.


Tener la oportunidad de pescar la migracón de las Damiselas en Verano lleva un recuerdo imborrable, en el cual la voracidad de las truchas queda más que de manifiesto. Aunque la densidad de esta migración puede variar de año a año, usualmente en aquellas primaveras posteriores a un crudo invierno, la migración se concentra en las finales semanas de noviembre en los lagos del Hemisferio Sur. 

Si quieren saber qué pasa después que termina la migración ... lean la 2a parte que habla de los Adultos de Damiselas del Verano

Texto: Rodrigo Sandoval y Rodrigo Saelzer. Fotos: R. Sandoval


Rodrigo Sandoval es un pescador con mosca originario de Santiago, Chile, que ha dedicado innumerables jornadas al estudio de los cuerpos lacustres.

Se puede contactar a Rodrigo Sandoval en rsandova@riosysenderos.com



Copyright 1999 - 2009 RiosySenderos.com  ®
El nombre "RiosySenderos.com" y su logo
son marca registrada de Ríos y Senderos S.A.

Chile Hecho en CHILE
por el Web Team de RiosySenderos.com

Página optimizada para resolución de pantalla 1024x768