Flotando en el Petrohué - Staff RiosySenderos.com
Drift Boat de Wild River en el Petrohué - Foto: R. Sandoval, Dic 2002

Flotando el Petrohué

Texto: Staff RiosySenderos.com
Fotos: Carlos Correa, Rodrigo Sandoval y Franco Lama

Aprovechando un viaje a la X región que cuatro integrantes del staff de RiosySenderos.com hicimos en diciembre, dedicamos una jornada a flotar el maravilloso Río Peotrohué, teniendo la inigualable oportunidad de compartir experiencias con destacados guías de la zona y experimentar en persona la aventura de lanzar moscas en sus aguas.

El río Petrohué se ubica a unos 60 kms. al noreste de la ciudad de Puerto Varas, en la X Región de Chile (Región de Los Lagos), con buenos accesos (camino mayoritariamente asfaltado) y en un entorno naturalmente hermoso conservado en su curso superior gracias al Parque Nacional Vicente Pérez Rosales, el más antiguo de Chile, creado en 1926.

El río tiene una longitud aproximada de 36 kms., naciendo en el Lago Todos Los Santos y ubicando su desembocadura en las aguas marítimas del Estuario de Reloncaví. En toda su extensión, corre por un valle labrado por glaciares, y en ocasiones, encajonado entre altos acantilados.


Vista del Valle del Río Petrohué

Petrohué significa, en lengua mapuche, "lugar de petros" (pequeños mosquitos también conocidos como jejenes). El origen de este río se remonta al retroceso de los glaciares y la aparición del volcán Osorno. Inicialmente, un gran lago cubría la región, pero las repetidas erupciones del volcán Osorno y el Calbuco dividieron este lago en dos, formándose los que hoy conocemos como Lago Llanquihue y Lago Todos Los Santos. El Petrohué quedó finalmente como único desagüe natural de este último.

Su hoya hidrográfica es de 2.640 km2, teniendo un régimen de alimentación pluvial. Su caudal se encuentra regulado por las aguas del Lago Todos los Santos, sin embargo, tiene numerosos esteros y ríos tributarios provenientes del Volcán Osorno, Volcán Calbuco y de la Sierra de Santo Domingo. El clima de la zona es templado húmedo, con una precipitación promedio de 2.500 a 3.000 mm al año. La temperatura media anual es de 11,1° C, con una media en el mes de Enero de 16º C y en Julio de 6,5º C.

Los puntos turísticos más conocidos se encuentran ubicados en su curso superior: "Playa Petrohué" lugar desde donde se embarcan quienes viajan por el lago Todos los Santos, y los famosos "Saltos del Petrohué", formados hace unos 600 años por rocas de lava provenientes de la erupción del cercano Volcán Osorno. Sin embargo es en su curso medio inferior donde se encuentran los sectores adecuados para la práctica de la pesca desde un bote.

En cuanto a su estructura, éste es un río caudaloso y ancho, con grandes pozones, remansos, correntadas, bocas de esteros y ríos tributarios, diversos brazos y canales con aguas calmas, y numerosas playas para practicar vadeo desde sus orillas. Digno de destacarse es el hecho que la mayor parte pescable del río es accesible sólo por bote, lo que permite gozar de una gran paz y tranquilidad, siempre buscada por el pescador.

La vegetación que lo rodea es exuberante; siempre rodeado de bosques de coigües, ulmos, arrayanes, tepus, sauces, y grandes variedades de helechos.

Las Truchas y Salmones del Petrohué

En sus aguas, encontramos los peces de mayor interés para el pescador: por un lado, abundantes y vigorosas poblaciones de "Truchas Arcoiris" (Rainbow Trout) y "Truchas Fario o Marrones" (Brown Trout) residentes, y por el otro, dependiendo de la época del año, poblaciones de grandes "Sea Run Brown Trout", Salmones "Coho", "Salar" y "Chinook".


Truchas arcoiris y fario (marrones), así como salmones, son los peces que más atraen en el Río Petrohué

En una visión de la temporada en general, son las marrones residentes más grandes las que mayor interés despiertan. Su vigorosidad y agresividad al tomar la mosca las hacen un verdadero espectáculo para el pescador que visita estas aguas. Aún así, la población de arcoiris residentes también conjuga una posibilidad de pesca de primer nivel, llegando a encontrarse en ocasiones ejemplares de gran talla.

La pesca de los grandes peces anádromos como son los salmones y las sea run browns es una experiencia espectacular, aunque no abordada en este reportaje, ya que sólo se da en cierta época del año y con intensidad irregular.

Enfrentando la Pesca de las Marrones del Petrohué

Varias especies de truchas, en particular las marrones, al ir creciendo se ven en la necesidad de modificar sus costumbres alimenticias por una práctica razón. Ya no resulta tan económico mover un cuerpo más grande y musculoso por ir a engullir sólo un pequeño insecto. Por el contrario, hacer el esfuerzo por tragarse un pequeño pez, un crustáceo, o algún otro organismo en que el aporte energético supere con creces el esfuerzo de capturarlo, resulta mucho más conveniente. Es por ello que las marrones del Petrohué, habiendo llegado a cierta edad y tamaño, y teniendo claro que en el río existe una población interesante de pequeños peces (entre los que se encuentran especies nativas como la peladilla, e incluso algunos alevines de trucha) y de pancoras (crustáceos de buen tamaño), adoptan estos organismos como fuente principal de alimento.

Por ello, el pescador que ande en busca de las marrones más grandes, agresivas y corpulentas de este magnífico río, deben tomar en consideración los hábitos de éstas, que en una primera instancia no parecen tan evidentes.

Si una trucha se concentra en devorar pequeños peces, ya que con una corta y expedita cacería puede lograr el mismo aporte energético que una nube completa de insectos, entonces debe ubicarse en los sectores del río en que estos pequeños peces (incluyendo crustáceos) se suelen encontrar. En ríos de gran caudal como el Petrohué, los peces más pequeños no son capaces de luchar contra la corriente, por lo que se concentran en pozones de mediana profundidad y particularmente, en los sectores bajos, en las orillas del río, ya que en aquí encuentran aguas más calmas, simultáneamente con abundancia de insectos y vegetación, que efectivamente son su fuente de alimentación. Las grandes truchas, sin pretender alimentarse de estos insectos, se aprovechan de estos pececitos y los devoran con gran agresividad.


Es necesario controlar el lanzamiento para posicionar la mosca cerca de la orilla.

Por ende, a diferencia de lo que podría ser una suposición inicial, los mejores ejemplares en el Petrohué se encuentran más bien cerca de la orilla, en sectores de relativa poca profundidad, o bien se encuentran al acecho escondidos entre troncos sumergidos y rocas grandes, que de todas maneras se ubican a poca distancia de la orilla. La estrategia de pesca en este río consiste en imitar esta condición de alimentación de las grandes marrones y presentar patrones que se asemejen a estos organismos, nadando a poca distancia de la orilla.

Esto consiste en seleccionar patrones "Streamers" que tengan cierta apariencia general como los organismos más comúnmente elegidos por las grandes marrones, como es el caso de pequeños alevines y pancoras. Patrones estilo Muddler Minnow o tipo Sculpin son los más recurridos y exitosos. Adicionalmente, es necesario lastrar estos patrones para poder trabajar de mejor manera en las orillas de mediana profundidad, logrando sumergir rápidamente el patrón.


Un Ovando's Sculpin utilizado exitósamente.

Con el patrón seleccionado en la punta de un tippet afinado a 2x ó 3x, hay que ubicarlo en el lugar adecuado. He aquí donde entra en juego la habilidad del guía a cargo del bote. Si se cuenta con alguien con experiencia en los recodos que ofrece este río, seguramente se podrá recorrer siempre los lugares más prometedores.

Tal cosa pudimos ver en la experiencia de flotar junto a Robert Parker, de Rios Austral, y Marcelo Wilhelm, de Wild River. Ambos experimentados guías lograron maniobrar sus botes con total habilidad de manera de posicionarlo a una distancia prudente de aquella orilla que siempre ofrecía mejores condiciones estructurales. Fue nuestro desafío aprovechar esta posición y hacer nuestro mejor y más preciso lanzamiento, intentando poner nuestra mosca a escasos 10 ó 15 centímetros del borde mismo del río. Gran parte de las picadas vinieron precisamente en el momento inmediatamente posterior a que la mosca cayó en esa posición, o bien en el primer metro de recogida aplicada al patrón.


Marcelo Wilhelm de Wild River en los remos, en una jornada flotando el Petrohué

Para lograr el lanzamiento adecuado, más que fuerza y distancia, se requiere tener precisión. No es fácil en los primeros intentos lograr calibrar el lanzamiento de manera de hacer caer la mosca a sólo centímetros de la orilla. Pero con una mano adecuadamente entrenada  y un equipo correctamente balanceado, se logra el propósito con mayor consistencia.

Por el tipo de moscas que se lanzan, así como por las distancias requeridas, el equipo más adecuado se identifica como un #6 ó #7, con una caña de al menos 8 pies y medio y de acción media a rápida. La línea más utilizada es el shooting taper, estilo Teeny T200, aunque dadas las condiciones de presentación de la mosca, es muy probable que una línea floating logre excelentes resultados. Incluso nos tocó ser testigos del violento ataque de una marrón a un streamer recién puesto en el agua, y que aún no alcanzaba a hundirse, dando a entender que el lograr profundidad no es un requisito indispensable.

Algunos Patrones Recomendados y Atados por Reinaldo Ovando
(Del sitio web de Rios Austral www.riosaustral.com)


Butt Monkey

Cone Head Wooly Sculpin - Black

Wool Head Sculpin - Olive

Ovando's Sculpin

La experiencia demostró que las mejores condiciones para enfrentar a este río es cuando el día está parcialmente nublado y con serias posibilidades de lluvia. La inestabilidad en el clima de alguna misteriosa manera conjuga en predisponer a las marrones del río a atacar con mayor decisión los patrones streamer presentados en el lugar preciso.

Los días soleados posiblemente inhiban a las grandes marrones a ubicarse en los sectores de baja profundidad. En nuestra experiencia, un día nublado parcial permitió obtener más de la mitad de todos los piques en posiciones a menos de 2 metros del borde del río, indicando con claridad que una gran cantidad de estas marrones se encontraba en plena cacería de pequeños peces en los sectores de orilla del río.

La estrategia en una jornada en el Petrohué es clara. El bote va bajando junto a la corriente y es labor del guía mantenerlo en la posición adecuada, es decir, a distancia de lanzamiento de una orilla o estructura relevante en el cauce. En ocasiones, el bote hará una detención en una orilla o en una isla para aprovechar la oportunidad de vadear y trabajar con mayor detención algún recodo que sea más prometedor. Las sorpresas del río pueden aparecer en cualquier momento. Tampoco deben pasarse por alto aquellos profundos pozones y remansos, pues en ellos siempre habitan los grandes trofeos. En ellos no tenemos otra opción que trabajar con líneas de hundimiento rápido y patrones lastrados.

Un caso particular nos tocó en diciembre del 2002. Después de realizar un lanzamiento muy cerca de la orilla en una corriente bastante rápida, un trucha fario saltó completamente fuera del agua con el patrón Butt Monkey en la boca, el cual no alcanzó a hundirse siendo embestido apenas tocó la superficie del agua. Dejándonos muy asombrados con semejante espectáculo, una vez clavada la hermosa marrón continuó su serie de saltos, rara vez visto en esta especie.

Cuando uno de los pescadores (uno va ubicado en proa y el otro en popa) logra enganchar un buen ejemplar, el guía maniobra el bote para llevarlo hacia la orilla. Es entonces que el otro pescador debe inmediatamente recoger su línea para evitar enredos y cortes. De ser necesario se cuenta con un chinguillo de largo mango que permitirá capturar el ejemplar en plena flotada, pero siempre culminando la maniobra en orilla para lograr una adecuada manipulación y posterior liberación del pez.

Este esquema permite que ambos pescadores sean partícipes, junto al guía, de cada captura lograda en el bote, lo que de todos modos, aumenta la entretención y el sentimiento compartido de la jornada de pesca.


Una vez logrado el pique desde el bote, el guía lo lleva a la orilla para terminar la maniobra vadeando.
En la foto, Franco Lama trabajando una trucha junto al bote de Rios Austral.
 

También hay sectores del río donde conviene pescar vadeando, lo cual permite trabajar mejor todas las posibles estructuras del río donde se pueda haber truchas. Los pescadores y el guía descienden del bote y se distribuyen en los diferentes lugares recomendados. Hay que estar preparado para una pieza de gran tamaño ya que la fuerte corriente puede obligarnos a correr río abajo evitando que el líder se corte.

Sin duda, el Petrohué es uno de los escenarios más hermosos para vivir una jornada de pesca de primer nivel. Con el guía adecuado, la experiencia se vuelve inolvidable y por supuesto, motiva a repetirla.

Staff RiosySenderos.com
Carlos Correa, Franco Lama, Rodrigo Saelzer y Rodrigo Sandoval


Agradecimientos a:

Extraordinarios e inigualables. Robert Parker, Reinaldo Ovando de Rios Austral y Marcelo Wilhelm y compañía, de Wild River Chile. Sin Uds. no podríamos conocer el Petrohué como ahora. La experiencia de flotar este emblemático río fue sin duda inolvidable y agradecemos el profesionalismo y excelente disposición que tuvieron para compartir sus conocimientos y experiencia en el río. Sin duda aprendimos nuevas cosas de nuestro hermoso Río Petrohué y pudimos constatar que su calidad de pesca sigue siendo de las mejores. Muchas gracias y definitivamente ... hasta la próxima.


www.riosaustral.com

www.wildriverchile.cl

Parte del Staff de RiosySenderos.com

Participaron en este viaje flotando el Petrohué en diciembre del 2002
los siguientes integrantes del Staff. 

 

Carlos Correa F.

De profesión abogado, pesca con mosca en gran parte del territorio de Chile desde su adolescencia. Durante estos años ha dedicado muchas horas al estudio de la entomología y el atado de moscas, convirtiéndose en un excelente diseñador de patrones muy exitosos en aguas chilenas, aprovechando de aprender de los patrones más exóticos, sofisticados y efectivos, de atadores nacionales e internacionales.

Franco Lama F.

Hace dos décadas que Franco lanza moscas al agua. Su pasión por la pesca con mosca lo ha llevado a distintas latitudes, tanto en Chile como en otros lugares, pudiendo aprovechar sus conocimientos - producto de muchas horas de lectura y de pesca - en situaciones radicalmente distintas unas de otras. Hoy se declara un fanático de la pesca en el sur de Chile, desde la IX a la XI región. Su preferencia es por ríos medianos y grandes, en busca de grandes y hábiles truchas trofeo y magníficos salmones con equipos medianos.

Rodrigo Saelzer V.

Artista, publicista, y pescador desde su infancia, hoy al final de sus veintitantos, Rodrigo ha dedicado los últimos años a perfeccionarse en las técnicas de la pesca con mosca, transformándose en un exitoso guía de la Patagonia Occidental. Hoy en su currículum cuenta haber recorido desde Tierra del Fuego hasta Chile central con su caña, además del Este y Noroeste de USA. Actualmente reside entre Osorno y Washington DC. Sus aguas preferidas son aquellas que prometen situaciones desafiantes. Desde las extremas condiciones en la Tierra del Fuego, a los canales y fiordos de la Región Aysén, o los hermosos y delicados esteros cordilleranos de Chile Central.

Rodrigo Sandoval U.

Rodrigo, aunque de profesión ingeniero civil, ha dedicado toda su vida adulta a investigar nuevas técnicas en pesca con mosca, así como recorrer todo Chile y algunos destacables lugares de Norte y Sudamérica. En su pasado incluye algunas temporadas como guía de pesca con mosca. Ha dedicado los últimos años a difundir y educar a nuevos y experimentados mosqueros, habiendo hecho presentaciones tanto en Chile como el extranjero. Sus aguas preferidas se encuentran en la Patagonia de Aysén y en los valles verdes de la Región de Los Lagos.


Copyright 1999 - 2009 RiosySenderos.com  ®
El nombre "RiosySenderos.com" y su logo
son marca registrada de Ríos y Senderos S.A.

Chile Hecho en CHILE
por el Web Team de RiosySenderos.com

Página optimizada para resolución de pantalla 1024x768