A Través del Prisma

¿Qué equipo?

Una densa bruma aparece a la hora de decidir respecto de la compra de un equipo fotográfico. Son, a primera luz, tantos y tan variados factores los que la determinan, que la decisión pasa de ignorancia a confusión, y en ocasiones, a terrible angustia. Nos sucede a todos. ¿Cómo entonces tomar una decisión medianamente acertada? Es difícil. No creo existan recetas de cocina. Cada uno de nosotros usará variables propias, y en ocasiones, diametralmente opuestas. Todas válidas si están tras el objetivo que nos hemos planteado con dicho equipo. ¿Objetivo? Así es. Primer y más relevante punto a definir. Aquí mi manera de proceder al momento de decidir -- sólo se analiza fotografía tradicional en formato 35 mm.

  1. Definición del objetivo. El uso que se otorgará al equipo en cuanto al destino final de lo que se fotografía, es quizás la variable de mayor trascendencia en mi análisis. Determinar si realizaré fotografía profesional, semi-profesional o amateur, es clave en el inicio de la búsqueda del equipo. La inversión en el mismo debería estar condicionada fuertemente por este punto, a excepción de quienes gocen del privilegio de invertir infinitamente. Pocos, creo. No se engañe con la necesidad de una cámara necesariamente reflex. Sólo exija ello, invariablemente, si su definición de objetivo se enmarca en fotografía profesional o semi-profesional.
  2. Espectro. El equipo puede utilizarse para multi propósito o propósitos extremadamente específicos. La definición de ello, limitará aún más el espectro de luz a analizar. Dentro de las áreas específicas de dicho espectro, se distinguen algunas bastante claras. Por ejemplo, aquella que de alguna manera se relaciona con pesca con mosca y que dice relación con fotografía bajo el agua. En ocasiones llamada submarina. Otros espectros específicos se refieren a fotografía de retratos, macro y micro fotografía, fotografía de paisajes, fotografía de vida silvestre, fotografía publicitaria, fotografía arquitectónica, fotografía de estudio y modelaje, fotografía periodística, fotografía deportiva, giganto fotografía, por nombrar aquellas que recuerdo. Tal vez el espectro no es específico. Entonces, cae dentro de la llamada multi-propósito.
  3. Área de Trabajo. Las condiciones bajo las cuales se desarrollará la fotografía son un elemento de importancia crucial. ¿Se imagina Ud. viajando a la Antártica con una cámara cuyo cuerpo requiere de baterías, y que las mismas no operen bajo temperaturas inferiores a 10 centígrados? El área de trabajo determina entonces, fuertemente, lo que debo exigir a mi equipo. Peso es una variable de consideración en fotografía al aire libre. No así en fotografía de estudio. Resistencia a diferentes condiciones climáticas es otra variable de importancia fotografiando al aire libre. Así también, volumen, envergadura, facilidad y rapidez de operación. Y resistencia al mal trato. Si su espectro es de multi-propósito, entonces será difícil, sino imposible, cubrir en plenitud y de manera eficiente el área de trabajo. Esa es la realidad.
  4. Versatilidad. Espectro y área de trabajo, determinan la relevancia en exigir mayor o menor versatilidad a su equipo. Como regla, siempre prefiero aquel equipo que ante igualdad de condiciones me entrega mayor versatilidad. Revise, en cámaras que acepten diferentes lentes, cuáles de ellos son compatibles con el cuerpo que analiza. Un cuerpo de una marca específica, no acepta necesariamente, todos los lentes producidos por dicho fabricante. Analice asimismo, aquellas opciones que se proveen. Descubrirá que muchas de ellas son innecesarias, y que otras en tanto, sin conocerlas, le pueden proveer con sorpresas que harán más fácil el obtener fotos de calidad.
  5. Variedad en lentes y accesorios. Tanto en fotografía profesional y semi-profesional, como en aquella amateur, es este un elemento de importancia. Trascendente en las primeras dos mencionadas, en las que no puede obviarse, es también un elemento a considerar en la elección de cámaras automáticas o semi-automáticas bastante sencillas en su operación. Probablemente, y aunque su elección sea una cámara no reflex, desee una con distancia focal variable. Esto es, que le otorgue cierta movilidad en cuanto al área que Ud. pretende retratar, gracias a un zoom incorporado. Asimismo, tal vez se requiere de un motor que avance la película y la rebobine a su término. O de un flash incorporado. O incluso contar con la posibilidad de sumergirla bajo el agua, o exponerla a condiciones de trato duro. En fotografía profesional y semi-profesional, es sumamente importante el análisis exhaustivo en la variedad y calidad de lentes que el fabricante ofrece. Son sin duda éstos, más que el cuerpo de una cámara, los que entregan mayor o menor calidad final, a iguales condiciones. La categoría y diferentes opciones de medición que un fotómetro entrega, son otro elemento crucial. Fotografía es luz y composición. ¿Cómo entonces lograrla sin un fotómetro de excelencia y versátil? Exija en fotografía profesional o semi-profesional, un fotómetro de calidad superior incorporado al cuerpo. ¿Autofocus? Creo que es imprescindible hoy por hoy, en cualquier cámara de 35 mm. que se considere de clase. Revise, no obstante ello, el sistema de enfoque automático que ofrece. Existen algunos cuya calidad es más que dudosa, y que finalmente obligan al enfoque manual. ¿Y qué hay de la posibilidad de bracketing? Bracketing es la programación del cuerpo -- mediante un microprocesador en las cámaras de última generación -- para que éste dispare varias fotografías de un mismo objeto, variando la apertura del lente, desde +/- 1/4 de f, hasta +/- 2 f enteros. Con distancias f entre un disparo y otro, según se desee. Una opción que asegura una mejor exposición, cuando las condiciones de luz son extremadamente difíciles. Pero que también "quema" película como si esta fuese gratis. Y entrega reproducciones malas -- aquellas no expuestas correctamente. Revise junto a lo señalado, todos aquellos otros accesorios de relevancia para su espectro y área de trabajo.
  6. Restricción Presupuestaria. Permítame señalarle, que no conozco, en mis más de 30 años junto a una cámara fotográfica... "gangas". Lo bueno en fotografía, siempre tiene un precio elevado. Cuidado. No al revés. Existen equipos de precio elevado y dudosa calidad. Mi único consejo en este aspecto es, adquiera lo mejor que su bolsillo le permita, acorde a su objetivo, espectro, área de trabajo, versatilidad y variedad en lentes y accesorios. Le insisto. No existen recetas de cocina.

De seguro Ud. se preguntará qué equipo uso. Nikon es mi preferencia personal en cámaras de formato 35 mm. y reflex, cuando se trata de fotografía al aire libre. La que desarrollo. Creo que la óptica de sus lentes y calidad de cuerpos, se encuentran al nivel exigible para mi objetivo, espectro, área de trabajo y versatilidad. Y ojo. Jamás utilizo óptica diferente a Nikon. ¿Para qué pagar una fuerte suma de dinero en un cuerpo de excepción, si todo lo echaré por la borda con un lente barato y de dudosa calidad? Prefiero poco. Pero bueno. Privilegio, en función de mis variables. Lo mismo hago al momento de elegir la película que utilizo. Fujichrome se encuentra fuertemente arraigada en mis preferencias. Y no escatimo dinero en adquirir la mejor película. Diapositivas siempre. Le insisto. Prefiero menos fotografías, pero de gran calidad. Esa es mi visión. ¿La suya? Tal vez distinta. Y un último punto La fotografía la hace el fotógrafo. No el equipo. He dicho.

Suerte con su elección.

Ríos y Senderos


Copyright 1999 - 2009 RiosySenderos.com  ®
El nombre "RiosySenderos.com" y su logo
son marca registrada de Ríos y Senderos S.A.

Chile Hecho en CHILE
por el Web Team de RiosySenderos.com

Página optimizada para resolución de pantalla 1024x768