Ley de Pesca Recreativa en Chile
Propuesta de Junio/Julio 2002

Una nueva versión del proyecto de Ley de Pesca ha sido liberado el 21 de agosto, y se encuentra disponible aquí. Invitamos a todos los interesados a participar con sus observaciones, las cuales serán canalizadas a través de editores@iosysenderos.com o bien a través de NuevoCaudal (contacto@nuevocaudal.org).


Una consistente y fuerte crítica que se ha hecho históricamente a la ley de pesca recreativa en Chile es su falta de representar las distintas condiciones geográficas y comportamiento de los peces a lo largo de Chile, la falta de control sobre las infracciones a la reglamentación y su antigüedad ante el cambiante mercado y realidad de la pesca de peces interiores en nuestro territorio. Por esta razón, se está proponiendo una nueva ley, que actualmente se encuentra en estudio. Esta nueva ley se basa en proposiciones inicialmente hechas por el Subsecretario de Pesca, el señor Felipe Sandoval Precht, y con los aportes de diversos entes que han hecho ver sus sugerencias y opiniones, adaptando esta ley. 

Actualmente se encuentra en una de sus versiones finales y se esperan algunas otras observaciones para dar curso a su tramitación oficial. Si Ud. quiere dar a conocer su opinión y hacerla valer, contáctese a la brevedad con quien estime es un representante de su opinión de acuerdo a lo que se entrega en este documento. Agradecemos a las siguientes personas por hacernos llegar sus opiniones y documentación relacionada: Corporación NuevoCaudal (Vïctor Fuenzalida, Presidente; Eduardo Alarcón, Secretario); Felipe Devés (dueño de lodge Ruca Chalhuafe y miembro de Chile Lodges); y Claudio Meier (Profesor Asistente Univ. de Concepción), cuyas observaciones nos fueron enviadas por e-mail por Adrián Dufflocq (dueño de lodge Cumilahue). Por limitaciones de espacio no hemos incluído la totalidad de las opiniones y observaciones de algunos de estos mencionados, pero esperamos que nuestro resumen sea representativo de quienes comentaron. 

Los invitamos a leer este documento, que aunque es largo, está estructurado por temas en la presente página y que permitirán al lector tomar una idea de lo que se pretende establecer. Adicionalmente incluimos comentarios que algunos entes han aportado a las diferentes secciones. Estos comentarios aparecen con el fin de ilustrar al lector en los pormenores de interacción entre personas que se ha dado con el proceso de definición de esta nueva ley.

Particularmente los invitamos a tomar partido y dar sus propias opiniones y entregar observaciones. Para ello, proponemos indicar los comentarios a: editores@riosysenderos.com, donde compilaremos vuestras observaciones para hacerlas llegar por un medio más formal a los oídos adecuados. Particularmente los invitamos a revisar el sitio web de NuevoCaudal (www.nuevocaudal.org) lo que en detalle uno de los agentes en estas observaciones han manifestado, aunque ciertamente no son los únicos.

Les recordamos que el presente documento es sólo un documento borrador de proposición y NO CONTIENTE LA LEY OFICIAL, que aún no se ha definido, por lo cual hay afirmaciones que no necesariamente están en su versión final, y por ello se encuentran afectas a ser cuestionadas. Una vez más, los invitamos a dar su opinión y observaciones.


TITULO I DISPOSICIONES GENERALES

TITULO II CONDICIONES GENERALES PARA EL EJERCICIO DE LA PESCA RECREATIVA

TITULO III DE LAS MEDIDAS GENERALES DE ADMINISTRACION

TITULO IV DE LAS AREAS REGULADAS ESPECIALMENTE

Párrafo 1º: De las áreas preferenciales

Párrafo 2º: De las concesiones para la pesca recreativa

Párrafo 3º: De los cotos de pesca

TITULO V DE LA PESCA RECREATIVA EN AGUAS PROTEGIDAS

TITULO VI DE LOS GUIAS DE PESCA

TITULO VII DE LA EDUCACION Y FOMENTO

TITULO VIII DE LA FISCALIZACION, INFRACCIONES Y SANCIONES

DISPOSICIONES VARIAS


TITULO I
DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1.- Objeto de la ley.-

A las disposiciones de la presente ley quedarán sometidas las actividades de pesca recreativa que se realicen en las aguas terrestres, aguas interiores, mar territorial y zona económica exclusiva de la República, con el fin de conservar las especies objeto de pesca recreativa y proteger su ecosistema, fomentar las actividades económicas asociadas a la pesca recreativa y fortalecer la participación regional.

Se entenderá por pesca recreativa aquella actividad pesquera realizada por personas naturales, nacionales o extranjeras, que tiene por objeto la captura de especies hidrobiológicas, sin fines de lucro para el pescador y con propósito de deporte, recreo, turismo o pasatiempo.

Quedará también sometida a las disposiciones de esta ley la caza submarina.

Artículo 2.- Definiciones.-

Para los efectos de esta ley, se dará a las palabras que se definen, el significado que en cada caso se expresa:

  • Área preferencial para la pesca recreativa:

  • Área de protección biológica:

  • Aparejo personal de pesca:

  • Caza Submarina:

  • Coto de pesca:

  • Guía de pesca: persona natural que desarrolla actividades de turismo por cuento propia o ajena, organizando expediciones para realizar actividades de pesca recreativa.

  • Director Zonal: el de Pesca;

  • Ministerio: el de Economía, Fomento y Reconstrucción;

  • Subsecretaría: la de Pesca;

  • Servicio: el Servicio Nacional de Pesca;

Observaciones Claudio Meier al Artículo 1:

El fomento de la recreación (o de la actividad recreacional) debiera también ser un objetivo de la presente Ley. La pesca es una actividad sana, al aire libre, y se ha mostrado en otras partes del mundo que, por ejemplo, los jóvenes que la practican asiduamente tienen una probabilidad mucho menor de consumir drogas.


Observaciones de NuevoCaudal al Artículo 1:

A nuestro entender, la orientación dada al texto deja fuera un aspecto relevante cual es el fomento de la pesca recreativa en sí misma, vista ella como una alternativa de desarrollo y esparcimiento para toda la población. No sólo debe atenderse a la posibilidad de regular la explotación comercial de esta actividad; debe también apreciarse el aspecto social y el impacto que ello puede generar en las personas ordinarias. Así como el Estado debe propiciar el desarrollo económico de los diversos sectores, debe también cumplir un rol protector bidimensional, a saber: en cuanto los recursos, de modo tal que dicho desarrollo sea sustentable, y en cuanto las personas, proporcionando bases que permitan evitar la arbitrariedad al momento de asignar dichos recursos, garantizando a todos el acceso a la práctica de esta actividad.

Otro importante aspecto que se omite en el actual texto es la incorporación de medidas de control fitosanitario, destinadas a prevenir la contaminación de nuestras aguas con enfermedades existentes en otras latitudes, como en los Estados Unidos de Norteamérica, numerosos países de Europa y Nueva Zelanda, por citar algunos, y que son de fácil transmisión a través de la contaminación de la vestimenta y los equipos utilizados en la práctica de la pesca recreativa.

En efecto, y a modo meramente ejemplar, la llamada “Whirling Disease” –o Enfermedad del Torneo– es un mal que se encuentra presente en las zonas indicadas. Sólo en los estados Unidos existen registros de contaminación de las aguas en 22 de sus Estados. Brevemente, esta enfermedad consiste en una infección causada por un parásito (mixobolus cerebralis) que afecta a truchas y salmones juveniles atacando el sistema nervioso y provocando serios transtornos en el equilibrio, todo lo cual resulta en altos índices de mortalidad de peces de un año y menos de vida. El parásito viaja en esporas que se alojan en las vestimentas y equipos utilizados en aguas contaminadas, especialmente en el calzado utilizado por los pescadores.

Dichas esporas pueden sobrevivir más de dos años en ambientes secos, para reactivarse al contacto con el agua.

Mayor información sobre el tema, incluyendo medidas de prevención y control adoptadas por diversos países, se puede encontrar en www.whirling-disease.org. A dichas patologías podemos sumar IPN (Necrosis Pancreática Infecciosa) y el ISA, siendo ambas reconocidas ampliamente como muy contagiosas.

Idéntica necesidad se aprecia en cuanto a remediar situaciones de contaminación ya existentes en nuestras aguas, como, por ejemplo, la existencia de grandes poblaciones de salmónidos afectados en las Regiones IX y X por el parásito llamado Taenia –Tenia en Chile–, presente en el aparato digestivo de numerosos mamíferos, incluido el ser humano, y que pasa a los peces por la contaminación de los cursos de agua con desechos orgánicos, en especial con aguas servidas vaciadas directamente a éstos.

Los ejemplos son variados y el riesgo real. Dado el creciente desarrollo de los centros poblados de nuestro país, así como también la cada vez más numerosa afluencia de pescadores extranjeros, resulta absolutamente necesario adoptar medidas de control a objeto de evitar los males señalados y mantener nuestras aguas indemnes, con el objeto de poder promover internacionalmente a Chile como un destino para la pesca recreativa en aguas limpias.

Por último, también estimamos necesario establecer regulaciones en relación a la construcción y administración de obras civiles que puedan afectar el medioambiente, los recursos y el entorno en el que se practica la pesca recreativa. Cabe aquí hacer referencia a dos ejemplos:

El primero de ellos, relativo a las poblaciones de salmónidos anádromos –principalmente Oncorhynchus tshawytscha, Salmo salar, Oncorhynchus kisutch y una variedad migratoria de Salmo trutta– que desde hace ya buen tiempo existen en nuestro país. Se trata de peces que, luego de pasar una primera fase de desarrollo juvenil en agua dulce, se trasladan al mar para completar el crecimiento hasta alcanzar la madurez sexual, luego de lo cual vuelven a remontar sus cursos de agua originarios con fines de reproducción. Si bien es cierto que se trata de especies exóticas, no se puede desconocer su existencia en nuestro medio y el hecho de que hayan logrado adaptarse eficientemente a éste, constituyendo ello un valor agregado de nuestra oferta de pesca recreativa. En tal sentido, aparece del todo necesario que en la construcción de diques, represas, canalizaciones, puentes y demás obras se considere este factor, de modo de no interferir con los ciclos migratorios de las especies. Lo mismo se puede señalar en relación a otros seres que integran la biomasa de los ríos y lagos de nuestro país, y que sirven de fuente alimenticia para los peces, como, por ejemplo, el camarón de río, la pancora, el bagre y otros habitantes de nuestras aguas que se desplazan con idénticos fines reproductivos.

El segundo ejemplo se refiere a las fluctuaciones de caudal que experimentan los cursos de agua intervenidos con fines de regadío y/o generación de energía eléctrica. En la mayoría de tales ríos existe una población de peces residentes –principalmente Oncorhychus mykiss y Salmo trutta– cuyo desarrollo se ve afectado por la ausencia de regulación normativa que permita garantizar en éstos un caudal mínimo permanente que permita subsistir adecuadamente a dichas especies, así como también a lo restantes organismos que conforman la biomasa de dichos sistemas y sirven de fuente alimenticia para éstas. Los ejemplos presentados importan analizar e importar al tema que nos ocupa aspectos del dominio de otras Subsecretarías o Carteras de Gobierno, único modo de obtener en definitiva una legislación omnicomprensiva y eficiente.

Seguir con TITULO II CONDICIONES GENERALES PARA EL EJERCICIO DE LA PESCA RECREATIVA


Compilación preparada y revisada por:                
Carlos Correa y Rodrigo Sandoval
Staff RiosySenderos.com
staff@riosysenderos.com
Julio 2002


Copyright 1999 - 2009 RiosySenderos.com  ®
El nombre "RiosySenderos.com" y su logo
son marca registrada de Ríos y Senderos S.A.

Chile Hecho en CHILE
por el Web Team de RiosySenderos.com

Página optimizada para resolución de pantalla 1024x768